Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero ratifica la confianza española en Brasil y apuesta por más inversión

El presidente del Gobierno ha visitado a Luis Inácio Lula da Silva en su primer viaje al extranjero después de la investidura

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, ha ratificado hoy la "plena confianza" que tienen las empresas españolas en Brasil y en su estabilidad económica futura y ha apostado por fomentar las inversiones entre los dos países, las "locomotoras" de América Latina y de Europa. El jefe del Ejecutivo llegó anoche a Brasilia procedente de Vitoria, tras visitar la capilla ardiente del guardia civil asesinado por ETA y los hospitales donde están ingresados los heridos.

Rodríguez Zapatero, acompañado por su ministro de Industria, Miguel Sebastián, se ha reunido con el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, en su residencia del Palacio de la Alvorada, en Brasilia, una deferencia del gobernante latinoamericano al jefe del Ejecutivo español. Las primeras palabras de Lula han sido para expresar a España la solidaridad de Brasil tras el último atentado de ETA, un mensaje que Rodríguez Zapatero ha agradecido como muestra de la "hermandad" y de la confianza mutua.

El objetivo de la entrevista entre los dos líderes era discutir algunos planes de cooperación con terceros países, que serán presentados durante la V Cumbre Unión Europea (UE)-América Latina y Caribe, que se celebrará el viernes en Lima (Perú). En esa cita, Zapatero presentará con Lula una iniciativa conjunta para constituir un Programa de asistencia humanitaria, rehabilitación y desarrollo para Haití.

Confianza en Brasil

En la declaración conjunta firmada tras el encuentro, el presidente del gobierno español ha reiterado su interés por promover una segunda fase de inversiones en el país latinoamericano, con "incentivos" a las pequeñas y medianas empresas.

Lula ha calificado de "extraordinaria" la relación que su país mantiene con España y ha confiado en el "aumento de las oportunidades" para los intercambios económicos bilaterales. Asimismo, ha subrayado la asociación "estratégica" de los dos países y ha augurado nuevas inversiones españolas, sobre todo en el área del petróleo, que en Brasil crece de forma acelerada desde hace cuatro años. Ha citado en particular el yacimiento de Tupi, que se calcula que puede duplicar las reservas petroleras de Brasil.

Rodríguez Zapatero y Lula da Silva han analizado la coyuntura internacional, donde ambos han coincidido en la necesidad de aumentar la transparencia y la estabilidad del sector financiero para estimular el crecimiento. El jefe del Ejecutivo español ha destacado en este contexto la importancia de abordar las crisis de los alimentos que azota a numerosos países y recalcado la cooperación con Brasil en la Alianza contra el Hambre y la Pobreza, antes de la Asamblea de la ONU que evaluará la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Resuelta la crisis entre Brasil y España

El ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos, preparó la visita de Rodríguez Zapatero a finales de abril, cuando se reunió en Brasilia con su homólogo, Celso Amorim.

Ambos dieron entonces por zanjada la "minicrisis" vivida por los dos países en febrero, cuando Brasil manifestó su malestar por el elevado número de compatriotas rechazados en las fronteras españolas y decidió responder endureciendo sus controles migratorios. Moratinos y Amorim aseguraron que el incidente es "agua pasada".