Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

600.000 alumnos mano sobre mano en Madrid

Los 50.000 profesores de enseñanza pública no universitaria están llamados a la huelga mañana.- El decreto de mínimos garantiza que en los colegios estará el director y un jefe de estudios

Hasta 600.000 estudiantes pueden verse afectados mañana por la huelga de 24 horas de profesores de enseñanza pública no universitaria que han convocado CC OO, FETE-UGT y CSIT-UP en demanda de mejoras laborales y contra la política de "privatización" de la educación pública que, aseguran, promueve el Gobierno de Esperanza Aguirre. El decreto de mínimos establece que, de los 50.000 docentes que hay en los colegios, sólo será necesaria la presencia del director del centro y de un jefe de estudios, de manera que el total de la plantilla podrá ejercer su derecho a huelga, tal y como apuntan las primeras previsiones.

Las tres organizaciones sindicales han informado de que los 50.000 docentes que en la Comunidad de Madrid imparten enseñanza en todos los niveles de la educación pública están llamados a esta huelga, de la que se han desvinculado ANPE y CSI-CSIF. Estos dos sindicatos firmaron la semana pasada un acuerdo con la Consejería de Educación sobre las condiciones laborales y profesionales de los profesores. Para el secretario general de la Federación Regional de Enseñanza de CC OO, Francisco García, "no hay ninguna razón para desconvocar la huelga" a pesar de este un principio de acuerdo con la Administración regional.

Esta jornada de paro en la enseñanza pública sí contará con el apoyo de la Federación de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado (APAS) Francisco Giner de los Ríos y del Sindicato de Estudiantes, que ha convocado una manifestación al mediodía desde el Metro de Colón hasta la Consejería de Educación. Por la tarde, a las seis, la sede regional de Educación volverá a ser el punto de encuentro de la concentración que han organizado los sindicatos convocantes del paro (CC OO, FETE-UGT y CSIT-UP) y la FAPA Giner de los Ríos.

Condiciones "de posguerra"

La Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM) también ha anunciado hoy su apoyo a esta huelga que se desarrollará bajo los lemas Por la defensa de la escuela pública, contra las privatizaciones y Por la dignificación del profesorado. Además de defender las reivindicaciones laborales de los docentes, esta organización considera necesario "frenar la privatización" de los servicios públicos y fortalecer la educación pública al objeto de romper el círculo vicioso de la pobreza y la desigualdad social. Según la FRAVM, la extensión de colegios privados y concertados en la región está generando guetos de las clases más desfavorecidas en los centros públicos "dinamitando así la esencia de la educación pública".

CC OO asegura que la Comunidad de Madrid es la segunda región más rica del Estado y sin embargo tiene de las "peores condiciones laborales" y que las retribuciones de los docentes se sitúan cuatro y cinco puestos por debajo de la media nacional, y que en ocasiones, los profesores madrileños están llegando a cobrar entre 2.000 y 3.000 euros menos que los profesionales del sector en otras comunidades que en riqueza se equiparan a Madrid, como el País Vasco o Navarra. El secretario general de la Federación de Enseñanza de FETE- UGT, José Vicente Mata, ha denunciado que la situación de la enseñanza pública actual es "muy precaria" y que no se trabajan "para nada" los espacios que son "muy similares a los de los de la preguerra o posguerra".

"No se va a dar clase, y si hay padres que llevan a los niños al colegio, el director y el jefe de estudios los recogerán pero no se les dará atención educativa", ha indicado Francisco García, para explicar que lo más seguro es que a los niños se les ponga una película o trabajos en la biblioteca, en definitiva, actividades lúdicas para pasar el día lo mejor posible.