Necrológica:

Muere Chema, el panadero de 'Barrio Sésamo'

Un fulminante cáncer acaba con la vida del actor de 51 años

MARÍA GÓMEZ SILVA Madrid 14 ABR 2008 - 19:39 CET

El actor que daba vida al entrañable panadero de Barrio Sésamo, Juan Ramón Sánchez Guinot, murió el jueves pasado, según han confirmado fuentes del teatro que regentaba, la madrileña sala Tribueñe. Murió en su casa, rodeado de su familia, víctima de un cáncer que se lo llevó en poco más de un mes. Fue incinerado el sábado. Su mujer, Consuelo Vivares (la actriz que se escondía dentro del muñeco de Espinete, en la misma serie) decidió que el mejor homenaje a su marido era no suspender la función durante el fin de semana, pese a que ella misma coprotagonizaba la obra que estaban representando, Por los ojos de Raquel Meyer. Ése fue su particular tributo al hombre con el que había compartido su vida y su profesión, y con el que tenía un hijo de veintipocos años.

Juan Sánchez, el hombre que encarnó a uno de los personajes que marcaron la infancia de toda una generación, desde 1983 a 1987, seguía en activo. La última obra que protagonizó, El retablo de la avaricia, la lujuria y la muerte, en 2005 y 2006, había ganado el Premio Valle Inclán de teatro y le llevó de gira por cinco ciudades rusas. Poco antes de que la enfermedad paralizara su actividad, montaba dos obras que quería estrenar el otoño que viene.

Fundador y alma de la sala de teatro Tribueñe, se dedicaba con ahínco a coordinar la actividad del centro, un teatro pequeño y familiar, donde todos los que allí trabajaban eran amigos o familia, cuenta Catarina de Azcárate, que lleva la gestión del local.

Antes de eso, había hecho sus incursiones en el cine. Participó en películas como Matador (1985), de Pedro Almodóvar, Los ojos vendados, de Saura; y en Donde está el corazón (1990), un film estadounidense dirigido por John Boorman y protagonizado por Uma Thurman. También hizo colaboraciones en episodios de series como Farmacia de guardia y fue bajista del grupo Red de San Luis, en los 70.

Su hijo, que se llamaba como él, Juan, estudia una carrera en la universidad pero no descarta seguir los pasos de sus padres en las tablas.

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana