Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

María Estuardo, adúltera y mentirosa

Un estudio asegura que se dijo víctima de una violación para justificar su tercer matrimonio

La reina escocesa María Estuardo fue "adúltera y mentirosa" y estuvo implicada en una conspiración para asesinar a su marido y poder casarse con su amante, según un nuevo estudio llevado a cabo por un grupo de historiadores de la medicina. María, que se convirtió en reina de Escocia a los seis días de nacer, en 1542, no fue la santa que describen muchos libros y películas dedicados a su figura, sino una mujer de gran belleza, atracción sexual y moral más bien laxa, que acabo sus días ejecutada por alta traición, a manos de su prima Isabel I.

El estudio, publicado en la revista Journal of Family Planning and Reproductive Healthcare, dice que la soberana católica se dijo víctima de un secuestro y violación para justificar su matrimonio con su tercer marido. El estudio, del que da cuenta hoy el diario The Times, está basado en un escrito de Claude Nau, consejero y secretario de María. El texto dice que ésta abortó los gemelos que llevaba en su vientre el 24 de julio de 1567, en el castillo de Loch Levan. Apenas hay información sobre aquel aborto, pero en mayo de 1567, sólo doce semanas después del asesinato del segundo marido de la soberana, María se casó con James Hepburn, cuarto conde de Bothwell. Según ella, el conde la había "violado" semanas antes y tenía que casarse con él para salvar su honra.

Lesley Smith, autora del estudio aparecido en la revista médica, afirma que todas las explicaciones que la Estuardo dio sobre su aborto y matrimonio son médicamente inverosímiles. Según Smith, habría hecho falta disponer de modernos microscopios y de conocimientos sobre el desarrollo del feto (inexistentes entonces) para determinar que el aborto sufrido era de gemelos (como ella decía). Habría sido también una extraordinaria coincidencia que la concepción hubiese coincidido con la supuesta violación. Incluso, si hubiera sucedido así, los gemelos tendrían sólo doce semanas y hubiera sido imposible identificarlos sin los avances de la medicina actuales.

Lo más probable, según la historiadora, es que María hubiese tenido una relación sexual con el protestante Bothwell. Se quedó embarazada y se inventó la violación para justificar su preñez y el posterior matrimonio. Es más, Lesley Smith cree, al igual que otros historiadores, que María y Bothwell estuvieron implicados en la muerte del segundo marido de la soberana. Enrique Estuardo, personaje borrachín y polémico, apareció estrangulado en Edimburgo al año y medio de su matrimonio con la soberana.

Bothwell fue el primer sospechoso de lo ocurrido aunque fue absuelto en lo que los historiadores coinciden ahora en calificar de falso juicio. "María sentía auténtica pasión por Bothwell (el hombre que la violó en el castillo de Dunbar). Por el contrario, odiaba a Enrique Estuardo, del que estaba públicamente separada cuando ocurrió el asesinato", explica Smith.

María Estuardo se casó con Bothwell para no perder la honra tras su supuesta violación, pero fue condenada por la nobleza escocesa y encerrada en julio de 1567 en el castillo de Loch Levan, donde tuvo el aborto y se la obligó a renunciar al trono de Escocia.

En mayo de 1568, logró escapar pero fue derrotada en la batalla de Langside y huyó a Inglaterra, donde fue capturada. Pasó diecinueve años presa, hasta su ejecución en 1587 por alta traición.