Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

666, un inquietante prefijo

Los cristianos de un pueblo de Luisiana consiguen cambiar su número de teléfono

La tranquila localidad de Reeves en Luisiana, Estados Unidos, tiene tres iglesias, pocas casas (450), una ferviente comunidad cristiana y el llamado número de la Bestia, el 666, como prefijo telefónico. Desde los años sesenta este pueblo intenta cambiar esos guarismos asociados a Satán y al Anticristo. Ahora podrán cambiarlo, según publica hoy The International Herald Tribune.

La Biblia, en el libro del Apocalipsis, 13:18 dice: "Aquí hay sabiduría. El que tiene entendimiento, cuente el número de la bestia, pues es número de hombre. Y su número es seiscientos sesenta y seis".

Ese versículo ha estado haciendo la vida imposible a los vecinos de Reeves. "Ha sido una lucha de 40 años", declara el alcalde, Scott Walker, quien ya ha convertido su prefijo de 666 en 749, quien asegura que ya lo habían intentado en dos ocasiones.

"Ha sido una mancha para nuestra ciudad, un estigma", afirma el alcalde, que no cree que haya ninguna maldición en el pueblo, sino más bien un problema de imagen.

Taylor señala que ha trabajado con la compañía de teléfonos, CenturyTel, y la Comsión de Servicios Públicos estatal, entre otras, para lograr el cambio. "Ésta es una buena ciudad... somos buenos cristianos", añade.