Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un hombre mata a su mujer en Valladolid y se entrega a la Guardia Civil

La pareja se encontraba en trámites de separación y ya no vivían juntos

Un hombre de 60 años se ha entregado este lunes en el puesto de la Guardia Civil de Iscar, en Valladolid, después de asesinar presuntamente a su esposa, de 58 años, en la localidad vecina de Pedradas de San Esteban. El matrimonio tiene dos hijas, una de 30 años y otra de 22, y según fuentes del municipio se encontraba en trámites de separación, por lo que ya no vivían juntos.

La detención se ha producido, según la Guardia Civil, después de que el presunto agresor, J.G.R. se presentara en el puesto de la Benemérita hacia las 19.00 horas de la tarde, asegurando que acababa de matar a su esposa en el domicilio familiar de Pedradas de San Esteban, ubicado en la urbanización El Plantío, a unos 44 kilómetros de la capital vallisoletana.

"Una vez en el lugar de los hechos la pareja en servicio de la Guardia Civil observó cómo en la cocina de citado domicilio se encontraba la víctima, L.S.C., de 58 años de edad, tumbada y completamente ensangrentada, aparentemente muerta como consecuencia de haber sido golpeada en la cabeza, con un objeto contundente (palo grueso) en repetidas ocasiones", señala el comunicado de la Benemérita.

"La causa del hecho pudiera corresponderse con problemas conyugales y haber ido la víctima en la mañana de hoy a consultar con un letrado para iniciar trámites de separación", añade la nota. El detenido ha pasado a disposición judicial.

El alcalde de Pedrajas de San Esteban, Sergio Ledo, ha expresado la consternación de los vecinos y ha avanzado que mañana se convocará un Pleno municipal para aprobar una moción contra la violencia de género.