Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Atentado suicida contra turistas españoles

"Salté por la ventanilla; agaché la cabeza, estaban disparando"

Una de las heridas relata cómo vivió el ataque.- Yemen ofrece una recompensa de 60.000 euros a quien aporte pistas sobre el atentado en el que murieron siete españoles

Una de las turistas españolas que lograron sobrevivir al atentado de Yemen de ayer, en el que murieron siete españoles, la vizcaína María Begoña Larrabeiti, ha asegurado hoy que el atentado fue como una "pesadilla absoluta". "Salté por la ventanilla. vi un poco que el primer coche estaba quemándose, en el segundo la gente estaba bastante mal y en el mío la gente gritaba. Luego ya no vi lo que pasaba en el cuarto porque agaché la cabeza y porque estaban disparando", ha relatado a Onda Cero. Larrabeiti -ingresada en el Hospital Althura de la capital yemení, Saná- ha añadido que la situación "era como una pesadilla absoluta".

Yemen vive en estado de conmoción tras el atentado suicida de ayer que causó la muerte de siete turistas españoles e hirió a otros seis. El ataque ha supuesto un golpe muy duro para una sociedad que tiene en el turismo su principal fuentes de ingresos y entre sus habitantes se siente la preocupación por saber qué va a pasar en el futuro. El Gobierno yemení ha puesto precio a quien pueda ofrecer alguna pista sobre el atentado. La recompensa es de 60.000 euros, una cantidad nada despreciable en un país en el que los niveles de vida nada tienen que ver con los sus vecinos ricos de la Península Arábiga. En el hospital donde se atiende a los heridos españoles, las atenciones fueron anoche casi exclusivas para ellos.

La embajada española se muestra optimista ante la situación en la que se encuentran los seis heridos. Se espera que todos puedan ser repatriados, a excepción de María Asunción Vitorica Arbaiza, quien se encuentra en estado más grave, aunque estable y fue intervenida la pasada madrugada. El hospital Al Zaura se puso anoche en estado de emergencia, y cerraron incluso los accesos para recibir a otros enfermos que no revistieran gravedad. De inmediato fueron llamados los médicos especialistas que hacían falta para atender a los heridos.

El Doctor Yehia ha pasado toda la noche en el hospital llevando a cabo una operación en un ojo de María Asunción, que se encuentra en la unidad de cuidados intensivos. Anoche el hospital fue cerrado para atender a los seis heridos, y solo se atendían casos muy graves. Hoy, el embajador está visitando a los heridos y ha pedido que no pasen los periodistas para permitir el descanso de los turistas afectados.

Viaje de la delegación español

Una delegación encabezada por el ministro de Industria, Comercio y Turismo, Joan Clos, y el secretario de Estado de Exteriores, Bernardino León, ha llegado a Yemen para repatriar los restos de los siete turistas españoles muertos y los seis heridos en un atentado terrorista suicida ocurrido ayer en este país. Dos aviones, un Falcón y un Airbus de la Fuerza Aérea Española medicalizado han despegado en torno a las once de la mañana de la base aérea de Torrejón (Madrid) en dirección a Yemen, adonde han llegado a las 17.38 (hora peninsular española).

Junto a la delegación, se ha desplazado un equipo de investigación de la Comisaría General de Policía Científica de la Policía Nacional. El equipo se compone de tres especialistas -el jefe de grupo de terrorismo de la Policía Científica, un antropólogo y un biólogo- que van a colaborar con las autoridades locales en las tareas de investigación e identificación de los cadáveres.

Además de los turistas españoles, dos ciudadanos yemeníes, un guía turístico y un traductor, han perdido la vida en el ataque, y otros dos han resultado heridos. Las autoridades del país árabe han culpado del atentado a la red terrorista Al Qaeda. Mientras, el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu ha abierto diligencias previas para investigar el atentado, informa Jorge Rodríguez. El magistrado ha tomado esta medida tras los informes de Justicia y de Asuntos Exteriores.

Las víctimas formaban parte de un grupo de 13 viajeros del País Vasco y Cataluña que, escoltados por dos vehículos de la seguridad yemení, visitaba el templo de Mahram Bilquis, a unos 130 kilómetros de Saná y muy cerca de la antigua ciudad de Marib (origen y capital del mítico reino de Saba). Cuatro de los siete turistas muertos eran catalanes -María Isabel Arranz Bocos, Gabriel Tortosa Ortega y Antonio Pomés Tallo, de Barcelona, y Marta Borrell Puig, de Girona-, una burgalesa residente en Barcelona -María Teresa Pérez Ubago- y dos guipuzcoanos - Magie Álvarez Calleja y Miguel Essery Arruti-.

Sobre el estado de los seis heridos, la más grave, María Asunción Vitorica Arbaiza, de Álava, se encuentra con respiración asistida pero estable, mientras que los demás están en situación estable. Se trata de Julia Vilaró Rodríguez, de Barcelona; Eva María de Mena,María Estíbaliz Díez del Río, y María Begoña Larrabeiti Meabe de Vizcaya, así como Esteve Masó Vilanova, de Girona. Sus heridas no son "graves" porque no afectan a órganos vitales, según ha informado el Ministerio de Asuntos Exteriores.

Los turistas españoles habían contratado el viaje con la agencia de viajes Banoa, quien ha señalado que la expedición la formaban turistas catalanes, vascos y madrileños, entre otros, ya que la agencia cubre todo el territorio nacional.

Un coche bomba embistió a los dos vehículos centrales de los cuatro que componían el convoy de todoterrenos cargados de viajeros españoles, según fuentes policiales yemeníes. Los otros dos vehículos que abrían y cerraban el convoy eran coches de seguridad yemeníes. Los viajeros salían de visitar el citado templo, que tiene 3.000 años de antigüedad.

Advertencias de Al Qaeda

Ningún grupo ha asumido hasta el momento la autoría del atentado, aunque fuentes locales recuerdan que hace una semana la rama de Al Qaeda en Yemen advirtió de que iba a vengar la detención de varios de sus miembros de este país al sur de la península arábiga. Las fuentes locales recordaron que el supuesto líder de la rama yemení de Al Qaeda, Abu Baseer Al Weheshi, ya lo había advertido en un comunicado hecho público esta semana en internet.

La cuna de Bin Laden

Yemen es la cuna de la familia de Osama Bin Laden, líder de la red terrorista Al Qaeda, que tiene una fuerte presencia en la zona. La policía ha recordado que el pasado mes recibió una información sobre un posible ataque de este grupo, que en 2000 atentó contra un destructor estadounidense USS Cole, causando la muerte a 17 marinos, y dos años después contra un petrolero francés, matando a dos personas.

Los conflictos tribales son frecuentes en Yemen, y las tribus en pugna con el poder suelen recurrir al secuestro de occidentales como modo de presión para arrancar concesiones. Más de 200 extranjeros han sido capturados en los últimos 15 años.

Un país muy joven

Yemen es una república situada al sur de la península de Arabia. Formó parte del Imperio Otomano hasta su desaparición, tras la Primera Guerra Mundial, momento en el que alcanzó la independencia. El país estuvo dividido en dos desde 1962 hasta 1990, período durante el que se libraron dos breves guerras civiles entre la entonces llamada República Árabe de Yemen, o Yemen del Norte, y la República Popular de Yemen del Sur, de orientación marxista. En 1990 se llegó a un acuerdo para unificar ambas naciones en la actual República de Yemen. Aún sí, en 1994 surgió un movimiento secesionista en el sur que fue rápidamente neutralizado por las autoridades. En la práctica Yemen es un régimen unipartidista, donde el Congreso General del Pueblo domina la vida política.

Un destino "exótico y poco machacado"

El presidente de la Federación Española de Asociaciones de Agencias de Viajes (FEAAV), Jesús Martínez Millán, ha explicado tras conocerse el atentado que Yemen cuenta con una precaria infraestructura turística; los turistas españoles viajan hasta allí en paquetes tildados de aventura, en grupos pequeños y sabiendo que se trata de un destino "exótico que no está machacado por grandes operadores". Martínez Millán ha lamentado el "daño" que este ataque hará a los destinos árabes. La agencia de viajes Bidón 5, una de las pocas en España que organiza viajes a Yemen, cobra unos 1.800 euros por pasar 19 días en pensión completa.

Más información