Selecciona Edición
Iniciar sesión

Sexo oral a cambio de votos

Una candidata al Senado belga parodia las promesas electorales exageradas prometiendo 40.000 felaciones

No todo está inventado en campaña electoral. Y la propuesta de Tania Derveaux, candidata por el partido NEE al Senado belga, lo demuestra. Nada menos que 40.000 felaciones para todos los que se inscriban en una lista disponible en la página web del partido. Esta falsa promesa es su manera de protestar contra los incumplimientos electorales de los partidos serios.

Así, casi sin proponérselo, esta joven estudiante de marketing, de 24 años, ha provocado todo un fenómeno en Internet, colocando la página web del NEE como el portal de un partido político más visto durante los últimos tres días (según datos de Alexa.com). Ha logrado que más de medio millón de personas la visiten al día, una cifra que supera la de la web de los demócratas estadounidenses o la de los Laboristas británicos.

"No soy modelo y me sentí bastante insegura al posar desnuda. Pero era necesario un reclamo para lograr visibilidad para nuestro movimiento", ha explicado Tania a ELPAIS.com. "A mis padres no les ha parecido mal. Me comprenden, saben que no tengo ambiciones políticas ni quiero ser modelo. Pero alguien tenía que hacerlo".

En realidad, pese al revuelo montado por el impresionante cuerpo de Tania en cueros, sus intenciones y las del NEE son bastante modestas. Las seis personas que forman el partido sólo quieren dar una opción a todos los insatisfechos con la política belga. Es un modo de mostrar descontento en un país donde es obligatorio votar. Para mostrar su neutralidad, el NEE (No a la mala política) promete que todos los escaños que logre para el Senado quedarán vacíos. Con esta sencilla filosofía, en las anteriores elecciones, las municipales, logró un considerable resultado: el 1,5% de los votos en Amberes.

De 'job' a 'blowjob'

La propuesta de las felaciones surgió de los lectores. Tania inició la campaña parodiando las "ridículas promesas" de muchos partidos belgas, al prometer 400.000 puestos de trabajo, desde un cartel en el que aparecía desnuda. Los navegantes fueron más allá y le enviaron numerosos correos electrónicos pidiéndole que, en lugar de 400.000 trabajos (jobs, en inglés), les ofreciera 400.000 blowjobs, o lo que es lo mismo, 400.000 felaciones.

La candidata accedió a cambiar la falsa promesa electoral y prometió 40.000 felaciones, estimando que, cumplir lo prometido -algo que no ocurrirá-, le llevaría 500 días a 80 sesiones de sexo oral diarias.

La broma de NEE no ahorraba en detalles. La web explica que los gastos de desplazamiento correrían a cuenta del partido, pero habría tres condiciones: el uso de preservativo (que debería poner el votante), un límite de 5 minutos y libertad para que la candidata lleve la iniciativa.

Y es que esta joven de 24 años (con un futuro prometedor en marketing, visto lo visto) no se amedrenta fácil: "No me ha resultado incómodo. Todos los correos que hemos recibido eran inteligentes, positivos. Además, todavía no me ha reconocido nadie por la calle porque nuestra difusión es por internet. No hemos salido apenas en los medios belgas, así que no me he sentido incómoda".