Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fallece uno de los inmigrantes evacuados de una patera en Gran Canaria

La víctima, un hombre de origen subsahariano, ha muerto a causa de la fuerte deshidratación e hipotermia que padecía

Las Palmas de Gran Canaria

Uno de los inmigrantes evacuados en estado grave tras ser avistada ayer la patera en la que viajaba a 60 millas al sur de Gran Canaria ha fallecido este mediodía en el Hospital Insular de Las Palmas, donde permanecía en cuidados intensivos junto a varios de sus cuarenta y nueve acompañantes. El deterioro físico motivado por la fuerte hipotermia que padecía y la deshidratación que presentaba han provocado la muerte del inmigrante, un hombre de origen subsahariano del que no se conocen por el momento más datos, han explicado fuentes del centro hospitalario.

Del resto de sin papeles ingresados en el Hospital Insular, ocho en total, las citadas fuentes han indicado que su estado, grave, no presenta novedades. Y han precisado que, en cualquier caso, sólo dos de ellos han pasado a la categoría de ingresados, mientras que los otros seis permanecen en la unidad de cuidados intensivos.

Algunos de estos pacientes proceden de una expedición llegada a la isla el sábado, si bien otros, entre los que se incluye el muerto en el centro sanitario, forman parte de un grupo de cincuenta inmigrantes subsaharianos detectados ayer cuando viajaban en un cayuco avistado a 60 millas al sur de Gran Canaria, y del que fueron evacuados inicialmente cuatro debido a su mal estado de salud. Los cuarenta y seis restantes han llegado hoy, con visibles síntomas de agotamiento, al muelle de Arguineguín, al suroeste de la isla. Hasta allí han sido conducidos por Salvamento Marítimo a bordo del remolcador Punta Salinas, que fue a su encuentro la pasada madrugada, después de que un avión alertara a las 21.00 de ayer de su presencia.

A su llegada al muelle de Arguineguín, los inmigrantes, entre los que no hay mujeres ni menores de edad, han sido asistidos por voluntarios de Cruz Roja, agentes de la Guardia Civil, del Cuerpo Nacional de Policía y por la tripulación del remolcador Punta Salinas. Algunos de los ocupantes del cayuco han tenido que ser evacuados en camilla y sillas, debido a su estado de agotamiento, que les impedía andar. Otros han sido directamente desembarcados en volandas, con la ayuda de miembros de Salvamento Marítimo, la Guardia Civil y Cruz Roja, además de los agentes de la Brigada de Extranjería del Cuerpo Nacional de Policía desplazados hasta el muelle.

Tras recibir asistencia humanitaria en las instalaciones portuarias de Arguineguín, los inmigrantes han sido conducidos a las dependencias del Cuerpo Nacional de Policía en Maspalomas.