Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El obispo de Huesca dice en su carta pastoral que la "maraña confusa" del 11-M mira al Gobierno

El prelado califica de "traidor" al Ejecutivo por la prisión atenuada para De Juana, porque "pervierte el sentimiento noble del perdón"

El obispo de Huesca y Jaca, Jesús Sanz, ha lanzado este domingo una polémica carta pastoral llamada Los Idus de marzo en la que carga contra el Gobierno de Zapatero tras la decisión de conceder la prisión atenuada para De Juana. Pero no sólo eso. El prelado también habla de los atentados del 11-M con ironía, afirmando que la "sospecha les mira", aludiendo al Gobierno. El presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, se ha mostrado sorprendido por la pastoral del obispo oscense.

El obispo califica al Gobierno de Zapatero de "traidores" porque "manchan el nombre de la paz y el de la piedad, convirtiéndolo en moneda de cambio". La misiva, colgada en la web (http://www.diocesisdehuesca.org/) y titulada Los idus de marzo, en alusión a la novela de Thornton Wilder del mismo título, afirma que la decisión adoptada sobre el etarra pervierte un sentimiento noble como es el perdón", y califica de "advenediza" la justificación dada por quienes la adoptaron al asegurar que fue en "defensa de la vida".

El obispo comienza su carta asegurando que marzo está siendo un mes con muchos "héroes hasta la virtud más generosa, y traidores hasta el egoísmo más desleal". Jesús Sanz Montes utiliza este binomio para referirse por un lado a las "víctimas de la serpiente terrorista y las gentes sencillas que espontáneamente han querido solidarizarse con los débiles ignorados, despreciados y hasta perseguidos". La segunda parte del binomio tiene al Gobierno de Zapatero como protagonista: "Son los que manchan el nombre de la paz y el de la piedad, convirtiéndolo en moneda de cambio con el que pagar ( ), a fin de camuflar el chantaje del que siendo rehenes ellos mismos, nos hacen víctimas a todos los demás. Como consigna de un nuevo pásalo, lo repiten sin parar, sin ninguna pausa y con mucha prisa: lo hemos hecho por piedad, hemos salvado la vida a un asesino que celebra sus veinticinco matanzas brindando con champán, le hemos salvado la vida porque defendemos la vida".

Grave acusación sobre el 11-M

Sanz muestra por tanto su apoyo a los ciudadanos que salieron el sábado a la calle para protestar por la prisión atenuada al terrorista De Juana Chaos, "ciudadanos de bien que no quieren asistir impávidos al espectáculo que algunos gobernantes nos brindan en el pim-pam-pum de la feria del disparate político".

El titular de la diócesis oscense, que no menciona expresamente en su carta al Gobierno, ve en la medida de Interior un "cinismo asustado" y dice "suponer" que el argumento de "en defensa de la vida" será utilizado en el futuro ante "la eutanasia que viene", o para actuar contra "quienes quieren una educación no ideologizada ni sectaria para sus hijos". "Supongo -ironiza- que no pondrán más obstáculos para saber la verdad de la maraña confusa y confundida de otra matanza, el 11-M, cuya sospecha les mira porque defienden la vida. Supongo que ya no jugarán a romper la familia con sus leyes para amiguetes porque defienden la vida".

El presidente Iglesias, sorprendido

Marcelino Iglesias respondía así a los periodistas que esta mañana le han preguntado sobre la misiva del obispo: "Es lo más difícil que me preguntas", ha dicho el presidente aragonés."Me ha sorprendido. Me he quedado sorprendido cuando he visto esta carta... No estábamos acostumbrados a un compromiso político tan intenso de un obispo", ha añadido Iglesias.