Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Londres extradita a España a Moutaz Almallah Dabas, implicado en el 11-M

El español de origen sirio es hermano de uno de los procesados en el juicio por el atentado

El español de origen sirio Moutaz Almallah Dabas, detenido en el Reino Unido en relación con los atentados del 11 de marzo del 2004 en Madrid (11-M), ha sido extraditado hoy a España, como estaba previsto, según ha confirmado Scotland Yard. Dabas, de 39 años y hermano de uno de los procesados por el 11-M, ha sido entregado en torno a las 13.00 horas a una delegación de policías españoles que se han desplazado a Gran Bretaña para su traslado, ha dicho una portavoz de Scotland Yard.

El presunto terrorista, arrestado hace casi dos años en Londres a petición de las autoridades españolas, ha salido para España en un vuelo privado, ha precisado la misma fuente.

Dabas ha sido devuelto a España después de que cinco jueces de la Cámara de los Lores, máxima instancia judicial del Reino Unido, rechazara el pasado 28 de febrero su recurso en contra de su entrega a la Justicia española, que lo reclama por su presunta relación con los ataques del 11-M, que causaron 191 muertos y casi 2.000 heridos.

El supuesto terrorista es hermano del sirio Mouhannad Almallah Dabas, uno de los 29 juzgados actualmente en Madrid en relación con los atentados perpetrados contra cuatro trenes de cercanías. Dabas fue detenido el 19 de marzo del 2005 en su casa de Slough (oeste de Londres), un día después de que su hermano también fuera arrestado en España en conexión con el 11-M.

Moutaz Almallah Dabas resultó detenido en virtud de una orden europea de arresto cursada por el juez de la Audiencia Nacional española Juan del Olmo, encargado del sumario del 11-M. En mayo del año pasado, Dabas perdió en el Tribunal Superior de Londres su apelación contra su extradición a España, después de que un juez británico autorizara su entrega por su presunta relación con los atentados en la capital española.

Los jueces del Tribunal Superior concluyeron que el régimen de detención incomunicada que se le podría aplicar en España no implicaría una violación o negación flagrante de los derechos del acusado, como esgrimían los abogados del sospechoso. Tras la decisión del Tribunal Superior, Dabas decidió agotar todas las vías legales británicas y presentó su último recurso ante la Cámara de los Lores.

Según el Ministerio del Interior español, los hermanos Dabas mantuvieron supuestamente contacto con algunos de los principales implicados en la matanza, como el suicida Serhane Ben Adelmajid, conocido como El Tunecino, o el supuesto cerebro de los atentados Rabei Osman Al Sayed, alías Mohamed el Egipcio.

De acuerdo con las autoridades españolas, ambos están presuntamente relacionados con actividades de captación de jóvenes radicales islamistas en España para su posterior envío al extranjero. Esas actividades se realizaban, entre otros lugares, en una vivienda en Madrid que fue alquilada por Moutaz.

La Policía española atribuye a Moutaz Almallah Dabas una posición "relevante y de dirección" en las supuestas reuniones de adoctrinamiento para la Yihad (guerra santa) que se celebraron en esa vivienda.

Para su hermano, Mouhannad Almallah Dabas, la Fiscalía pide 12 años de prisión por acoger y ayudar a varios de los imputados en la matanza del 11-M.