Los peritos del 11-M no hallan sustancias ajenas a la Goma 2 ECO en lugar del atentado

Los residuos encontrados en los trenes de la muerte son los mismos que los de la mochila que no estalló y los de la vivienda de los suicidas de Leganés, dónde sólo se encontró este tipo de dinamita

ELPAIS.com Madrid 13 FEB 2007 - 17:58 CET

El informe de los expertos sobre las bombas usadas en los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid, que causaron la muerte a 192 personas, concluye que el explosivo usado es el mismo que el encontrado en la bolsa que no estalló y en la vivienda de Leganés en la que se suicidaron varios de los presuntos autores del atentado. El estudio se lo ha entregado este mediodía a la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional el comisario general de la Policía Científica, Miguel Angel Santano; en su redacción han participado peritos policiales, de la defensa y de la acusación particular; su objetivo es ayudar al tribunal a aclarar la autoría del ataque.

Todos los informes periciales realizados hasta la fecha habían concluido que en el atentado se empleó el explosivo Goma 2 ECO. Está probado judicialmente que los islamistas autores del atentado recibieron un cargamento de este tipo de dinamita para llevar a cabo el ataque. Sin embargo, el Partido Popular ha querido sembrar dudas sobre el tipo de explosivo utilizado, afirmando que pudo haberse tratado de dinamita Titadyne, la empleada habitualmente por la organización terrorista ETA.

Este último informe concluye que en el lugar del atentado se han hallado restos de dinitrotolueno y nitroglicol, sustancias que pueden estar presentes tanto en la Goma 2 ECO como en el Titadyne. Ahora bien, además se deja claro que estas sustancias estaban también en la bolsa bomba que no estalló y fue desactivada en la comisaría de Vallecas, y en la casa en la que se refugiaron y se suicidaron siete terroristas días después del ataque.

La policía y el Ministerio del Interior (gobernado entonces por el Partido Popular) aseguraron desde las primeras horas del atentado que el explosivo utilizado había sido dinamita. El hallazgo de una furgoneta Renault Kangoo en Alcalá de Henares (Madrid) la misma mañana del ataque permitió localizar un resto de cartucho de Goma 2 ECO. En el coche se encontraron rastos genéticos que, después del suicidio colectivo de Leganés, el 3 de abril de 2004, se comprobó que correspondían a Abdennabi Kounjaa, Allekema Lamari y Rift Anouar Asrih. También se halló una huella dactilar de Ouhnane Daoud, huido.

La misma noche de los atentados fue localizada una bolsa de deportes azul cargada de explosivos en la comisaría de Vallecas, que pudo ser desactivada en la madrugada del 12 de marzo. La bolsa había llegado a dicha comisaría como parte de los efectos recogidos por los servicios de emergencia en la estación del Pozo. Estaba llena de Goma 2 ECO, la dinamita que está probado judicialmente, con sentencia firme, que la trama asturiana entregó a los islamistas liderados por Jamal Ahmidan, El Chino. No había ni rastro de Titadyne.

La Goma 2 ECO también fue hallada en la bomba que los islamistas colocaron bajo las vías del AVE Madrid-Sevilla, el 2 de abril de 2004, el día antes del suicidio de Leganés. El análisis del explosivo permitió hallar pelos que resultaron ser de Rifaat Anouar Asrih, suicida del piso de Leganés, en cuyo garaje se guardaba el coche con el que los terroristas fueron a colocar el artefacto en las vías, a la altura de la localidad toledana de Mocejón. Y en el maletero había trazas de Goma 2 ECO. Ni rastro de Titadyne.

El círculo se cierra en Leganés. Allí se suicidaron siete de los presuntos autores de la matanza. La explosión fue provocada con Goma 2 ECO, una dinamita de la que se encontraron los envoltorios y restos sin estallar. Ni rastro de Titadyne. Había Goma 2 ECO en la estación donde montaron los terroristas (la Kangoo), en una de los apeaderos atacados (la mochila), en el segundo atentado contra el AVE y en el piso de Leganés. El informe conocido hoy concluye que las sustancias halladas en el lugar del atentado del 11-M son las mismas que las encontradas en la bolsa y en Leganés, donde no se halló ni rastro de Titadyne.

La Audiencia pidió este informe en cumplimiento del artículo 729.2 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, que le faculta para permitir pruebas distintas a las propuestas por las partes con el fin de “conciliar” las diferentes pretensiones y por “la necesidad de despejar todas las dudas” puestas de manifiesto por varias de las acusaciones con respecto al explosivo empleado en la masacre.

Las dudas de tres peritos

De los ocho peritos que han elaborado el informe, tres de ellos presentan alegaciones porque, en su opinión, los restos localizados en los focos de explosión en los trenes "son insuficientes para hacer los análisis completos" al estar constituidos fundamentalmente por "vestigios de explosivo sobre objetos metálicos". Además, destacan que la policía lavó las muestras con agua y acetona, por lo que algunos componentes podrían haber desaparecido, con lo que "difícilmente podrán asociarse a un tipo concreto de explosivo". Los tres peritos recuerdan además que todas las muestras se tomaron hace dos años y medio, y la fecha de caducidad de los explosivos no sobrepasa los 18 meses.

NOTICIAS RELACIONADAS

Selección de temas realizada automáticamente con

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana