Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Otegi propone crear una autonomía con Euskadi y Navarra "dentro del Estado español"

Batasuna cambia el término autodeterminación por el de "autonomía política" pero no condena la violencia

Una única "autonomía política" que integre al País Vasco y a Navarra "dentro del Estado español" y que tenga "capacidad de decidir" sobre la independencia, como salida al "conflicto político con el Estado español". Así se resume la propuesta que ha presentado esta mañana en San Sebastián el portavoz de la ilegalizada Batasuna, Arnaldo Otegi, para solucionar "el conflicto vasco", en lo que supone un cambio del tradicional discurso de la izquierda abertzale que sigue en todo caso sin condenar la violencia. Esta propuesta no tendría cabida, según Otegi, sin la aprobación de los ciudadanos de estas dos comunidades.

El portavoz de la formación abertzale ha expuesto una alternativa "que pretende superar el conflicto" y que, partiendo de la actual realidad política-institucional, daría lugar "a un nuevo marco político para los territorios" de Vizcaya, Guipuzcoa, Álava y Navarra. La nueva realidad "se constituiría en términos jurídicos como una autonomía política" dentro del Estado español.

Con esta propuesta, Batasuna no renuncia al País vasco-francés, por lo que Otegi también ha anunciado una propuesta presentada a Francia para crear "una autonomía" que comprenda a los territorios vascos radicados en Francia. A la unión de Euskadi y Navarra sólo se llegaría, según Otegi, con la aprobación de la mayoría de los ciudadanos tanto de la Comunidad Autónoma Vasca como de la Navarra -a través de referendums separados- para abrir así "una fase de transición" en su camino hacia la autodeterminación.

Una vez constituida esta primera fase, "los ciudadanos de los cuatro territorios (Alava, Vizcaya, Guipúzcoa y Navarra)" podrían decidir libremente su futuro político e institucional", en el que se pudieran materializar todos los proyectos políticos, "incluido el independentista".

El independentismo como opción

En este sentido, Otegi ha afirmado que el acuerdo "depositaría en la ciudadanía de los cuatros territorios la capacidad de decidir libremente su futuro político e institucional, quedando así garantizado que todos los proyectos políticos, incluido el independentista, puedan ser no sólo defendidos sino materializados" siempre que ese sea "el deseo mayoritario de la ciudadanía expresado en términos pacíficos y democráticos".

"Esta es la propuesta que defiende la izquierda abertzale y que entiende que posibilita la superación del conflicto en términos políticos con el Estado español. Desde esta perspectiva, que es escrupulosamente democrática, se puede construir la paz, se puede construir un acuerdo político y se puede superar el conflicto político", ha resumido Otegi, que ha comparecido junto con Rufi Etxenberria, Arantza Santisteban y Xabi Larralde.

Un 'cambio radical' para el Gobierno

El Gobierno y el PSOE han valorado positivamente el "cambio radical" de lenguaje experimentado por Batasuna al aceptar la Constitución de 1978 y, "en particular", su disposición transitoria cuarta, que regula la posible fusión de Navarra y la Comunidad Autónoma Vasca (CAV) si así lo deciden los navarros, según han interpretado hoy fuentes del Ejecutivo y la dirección socialista. Aunque siga siendo una formación ilegal, recuerdan todas las fuentes consultadas, es cierto que el cambio es "notable" y puede ser revelador de que la izquierda abertzale está evolucionando hacia posiciones "plenamente" constitucionales. Muy distinta lectura ha hecho el PP, que considera, en palabras de Mariano Rajoy, que es"lo mismo de siempre dicho de otra manera" y "una broma".

Más información