Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una encuesta en 18 países de la UE muestra que España es el país con menor tasa de delincuencia

Madrid aparece como una de las ciudades más seguras, junto con Lisboa, Budapest y Atenas

España es el país de la Unión Europea que registra una menor tasa de delitos comunes, de acuerdo con los resultados de una encuesta telefónica, coordinada por Gallup, a 40.000 ciudadanos en 18 Estados miembros sobre su experiencia con el crimen. Sólo el 9% de los españoles entrevistados aseguraron haber sido víctimas de delitos comunes en 2004, cifra que representa un descenso de más del 50% respecto a los datos de 1989, y que permite que España haya caído en los últimos años del primer al último puesto del ranking.

Irlanda, Reino Unido, Estonia, Dinamarca y Países Bajos encabezan la clasificación, ya que alrededor del 20% de los encuestados en los cinco países denuncian haber sufrido directamente delitos comunes en el último año. Junto con España, los Estados miembros que registran una menor tasa de crimen son Portugal y Hungría, con cifras en torno al 10%. La media comunitaria se sitúa en el 15%, lo que representa una fuerte reducción respecto al pico del 21% que se registró en 1995. Bélgica es el único país analizado que contradice esta tendencia a la baja.

Pese a registrar la menor tasa de delitos comunes de la UE en términos globales, España ocupa los puestos de cabeza en dos categorías concretas: problemas relacionados con drogas (afectaron al 15% de los encuestados, sólo por detrás de Grecia y Luxemburgo), y los atracos (el 1,3%, por detrás de Irlanda, Estonia y Grecia).

En cambio, España registra el menor número de crímenes racistas de la UE, ya que sólo el 2% de los inmigrantes entrevistados aseguran haber sido víctimas, frente al 10% de media comunitaria o al 20% en Bélgica. También se encuentra en la parte baja de la clasificación por lo que se refiere a delitos sexuales contra mujeres o robos en el hogar, mientras que si se trata de robos de coches se sitúa ligeramente por encima de la media. Respecto a otros tipos de delitos, como fraude a los consumidores o corrupción, la percepción entre los ciudadanos españoles encuestados es asimismo muy baja.

Pese a esta reducción de las tasas de criminalidad, el 30% de los encuestados en toda la UE aseguran no sentirse seguros en la calle. Esta percepción es especialmente aguda en Luxemburgo, Italia, Portugal y Estonia, mientras que España ocupa la quinta posición (34%). En España además, la percepción sobre la actuación de la policía está por debajo de la media de la UE aunque, paradójicamente, hay una menor presión a la hora de reclamar penas de prisión o de servicios a la comunidad para los autores de delitos comunes.

Ciudades seguras

El estudio sitúa además a Madrid entre las grandes ciudades más seguras de la UE, ya que sólo el 14% de los encuestados aseguraron haber sido víctimas de delitos comunes durante el último año. Por detrás de Madrid sólo están Atenas y Budapest (13%) y Lisboa (10%). En cambio, Londres es la ciudad más insegura (32%), por encima incluso de Nueva York (23%) o Estambul (18%).

La encuesta, que se publicó ayer, ha sido elaborada por un consorcio liderado por Gallup en el que participan también, entre otros, el Instituto de la ONU especializado en cuestiones de Justicia e Interior (UNICRI), y el instituto Max Planck, y ha contado con financiación de la Comisión Europea. En España se entrevistó a 1.194 personas, de las cuales 840 eran de Madrid.