Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rubalcaba: "ETA ha roto el proceso, lo ha liquidado y ha acabado con él"

El Gobierno se reunirá con los partidos la próxima semana para decidir los pasos a seguir tras el atentado

“El proceso está roto, está liquidado, está acabado, no hay proceso, porque ETA lo ha roto” con un atentado en Barajas. Así de contundente se ha mostrado el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, en una comparecencia para informar del estado de las investigaciones tras el atentado del sábado en Barajas. Contestaba así al PP, que hoy le pedía al Gobierno que “disipara cualquier duda” de que algo le impedía romper el proceso de diálogo con ETA.

Rubalcaba ha comparecido para informar del estado de los trabajos de rescate y desescombro en Barajas y de las investigaciones del atentado y ha sido preguntado por la comparecencia de esta mañana del secretario de Libertades Públicas del PP, Ignacio Astarloa, que ha exigido al Gobierno que “disipe cualquier infinitesimal duda” de que algo le impedía romper el “proceso de diálogo y negociación con ETA”. Rubalcaba no ha dejado lugar a dudas. “Es hora de zanjar la polémica. El PP sigue preguntando si el proceso va o viene. Quiere [el PP] que diga que el proceso está roto, pues evidentemente está roto; quiere que diga que el proceso está liquidado, evidentemente está liquidado; quiere que diga que está acabado, evidentemente está acabado, porque ETA ha sido quien ha roto, ha liquidado y acabado el proceso de paz”. “No hay proceso porque el proceso de diálogo se basa en que ETA muestre una voluntad inequívoca de dejar la violencia; no hay esa voluntad, por lo tanto no hay proceso”.

Preguntado si en el futuro podría haber otras iniciativas, ha respondido que “este proceso es insalvable. En el futuro, no se me alcanza”. “Una vez aclarado esto, sería fantástico que nos pusiéramos a trabajar juntos para poner fin a la violencia en España".

Ronda parlamentaria

Ese trabajo comenzará la semana que viene, “el martes y el miércoles”, cuando Rubalcaba comience una ronda de reuniones con todos los grupos parlamentarios, de mayor a menor representación, “empezando por el PP”. En esas reuniones, el objetivo es “compartir la información” que posee el Gobierno -aunque Rubalcaba ha dicho que ya lo está haciendo telefónicamente- y “compartir estrategias comunes para hacer frente a la situación tras el atentado” del sábado. Preguntado por los periodistas, el ministro no ha adelantado las propuestas del Gobierno: “Deje que se las diga primero a los grupos parlamentarios”. En todo caso, ha insistido en que este es el momento de ponerse a trabajar todos juntos para conseguir el fin de la violencia y no de enfrascarse en disputas políticas. "Dos no se pelean si uno no quiere", ha dicho.

En el resto de su comparecencia, Rubalcaba ha explicado algunos datos de la investigación del atentado -no hay indicios de conexión entre el robo de pistolas y el atentado, se han localizado las llamadas telefónicas que avisaron de la explosión, etc- y ha reprochado la actitud del PP, beligerante con el Gobierno desde que se conoció el atentado. Así, se ha quejado que la comparecencia de Astarloa dedicara “16 minutos al Gobierno y sólo uno y medio a ETA” y que el dirigente popular le pidiera más información, cuando “he dado al PP toda la información que tenemos, absolutamente toda, y casi en tiempo real, así que no entiendo esa queja”.

Los argumentos de Rubalcaba coincidían con los que esta mañana expresaba el secretario de Organización del PSOE, José Blanco, que ha dicho que “el proceso de diálogo con la banda terrorista ETA está agotado; con violencia no hay diálogo y sin diálogo no hay proceso”. "El proceso está roto porque así lo ha querido ETA", ha añadido. "El sábado ETA eligió la violencia, y al hacerlo ha cometido un grave atentado y un grave error", ha añadido el número dos del PSOE. "En el marco del encuentro que el Gobierno va a mantener con las fuerzas políticas, en la búsqueda del consenso y la unidad de todos”, se hará “la reflexión” adecuada sobre las decisiones tomadas a lo largo de proceso iniciado tras el alto el fuego anunciado por ETA el pasado mes de marzo, “para observar cuáles siguen válidas y cuáles no”.