Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más de cien inmigrantes desaparecidos en el mar cuando trataban de llegar a Canarias

Otros 25 han sido rescatados y se encuentran ingresados en un hospital de Dakar

Más de un centenar de inmigrantes han desaparecido en aguas de Senegal al naufragar ayer el cayuco con el que pretendían llegar de forma clandestina a las Islas Canarias. Los únicos supervivientes de esta trágica expedición, compuesta por 127 personas, son 25 sin papeles, que han sido rescatados cerca de la ciudad senegalesa de Saint-Louis por unos pescadores que faenaban en la zona. Según ha informado la radio local Sud FM, los rescatados están ingresados en un hospital.

Todos los rescatados ayer ya han sido ingresados en el hospital de Saint-Louis y se encuentran en "estado estacionario", según ha dicho a la emisora el médico jefe del centro, Demba Dieng. Los supervivientes de la frustrada travesía han contado que fue un auténtico infierno: la embarcación se dio la vuelta dos veces, la mayoría de sus compañeros murieron ahogados, mientras que el hambre y la sed acabaron con los demás.

También han dicho que habían emprendido el viaje hacia Canarias el pasado 3 de diciembre desde Casamance, región del sur de Senegal, y que tuvieron que regresar debido al mal tiempo que encontraron a la altura de las costas de Marruecos. El pasado miércoles, otra embarcación arribó a la playa de Yoff, a las afueras de Dakar, trayendo a bordo a unas 30 personas, integrantes de un grupo que también intentaba viajar a Canarias.

Barça o barsaj, Barcelona o el infierno

Estos no lograron burlar la vigilancia de la Operación Frontex, iniciativa conjunta de Senegal y España para frenar el flujo migratorio ilegal hacia el archipiélago español. Las repatriaciones de clandestinos realizadas por España entre septiembre y octubre, combinadas con la Operación Frontex, así como las malas condiciones meteorológicas, han reducido drásticamente las salidas de embarcaciones desde las costas senegalesas.

Sin embargo, algunos temerarios insisten en tratar de hacer realidad su sueño de emigrar a Europa a cualquier precio, haciendo suyo el ya famoso lema "Barça o barsaj" (Barcelona o el infierno, en la lengua wolof). La semana pasada, los servicios de seguridad senegaleses detuvieron a cuatro traficantes y a 14 emigrantes ilegales en la localidad de Mbour, 80 kilómetros al sur de la capital senegalesa, mientras ultimaban los preparativos para su travesía hacia las Canarias.

La Operación Frontex, llevada a cabo conjuntamente por efectivos de la Guardia Civil española y la marina senegalesa, ha hecho posible interceptar desde septiembre pasado una decena de cayucos con 600 personas a bordo. Se calcula que más de 25.000 personas llegaron desde enero pasado a Canarias procedentes de Senegal, Gambia, Guinea Bissau, Cabo Verde, Mauritania y Marruecos, y en el mismo período cerca de 5.000 senegaleses fueron repatriados.