Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un vecino de Las Palmas, primer español al que se le retira el carné por puntos

El director general de Tráfico admite la lentitud del procedimiento sancionador

Un vecino de la localidad canaria de Arucas (Gran Canaria) es el primer español al que se le ha retirado de forma efectiva el carné de conducir, al haber perdido los 12 puntos que tenía por tres infracciones de tráfico que cometió a principios de julio, según ha informado el director general de Tráfico, Pere Navarro.

Fuentes de la DGT han precisado que se trata de una persona de 40 años de edad, a la que se retiraron cuatro puntos por conducir por el carril izquierdo en una vía de doble sentido de circulación, es decir, en sentido contrario; otros cuatro por no respetar la señalización y, finalmente, seis por circular con tasas de alcohol superiores a 0,5 gramos por litro de sangre. Según establece el nuevo sistema de conducir por puntos, este conductor tendrá que someterse a la realización de un curso de sensibilización y reeducación vial para poder recuperar su permiso.

Lentitud sancionadora

La retirada definitiva se efectuó el pasado 25 de octubre, aunque las infracciones tuvieron lugar a principios de julio. Por ese motivo, Navarro ha reconocido que el proceso para la retirada efectiva de los carnés es demasiado largo y para que "las sanciones sean eficaces hemos de dotarnos de mas celeridad; necesitamos más agilidad", y ha puesto como ejemplo otros países europeos, como Francia, donde tras la aplicación del carné por puntos modificaron la legislación para que la sanción se hiciera efectiva de forma inmediata.

El director general de Tráfico considera que "la notificación, recurso y notificaciones son excesivamente garantistas y alargan el proceso; en España tenemos un procedimiento sancionador para el carné por puntos como si se tratase de una expropiación".

"No acabo de entender -ha precisado- por qué tenemos todas estas garantías para el conductor (que infringe las normas) y perdemos eficacia en el procedimiento sancionador".