Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

EL PSE atribuye la violencia callejera a "algunos que quieren reventar" el proceso de paz

El juez ordena prisión para dos jóvenes detenidos ayer en Vitoria.- El secretario general de los socialistas vascos en Álava exige a Batasuna que condene los últimos actos violentos

El secretario general de los socialistas vascos en Álava, Txarli Prieto, ha advertido a la izquierda radical que "no tiene más remedio que condenar estos actos o asumir que permite que algunos revienten el proceso [de paz]". En un comunicado tras una noche de graves incidentes de violencia callejera, Prieto ha sido contundente: "Cada vez tenemos menos dudas de que en la izquierda abertzale hay personas cuya determinación es provocar el fracaso del proceso". Hoy han ingresado en prisión Ibai Peña e Igor Mallora, los dos jóvenes detenidos ayer en Vitoria por su presunta implicación en actos de kale borroka.

"Estas actuaciones de violencia callejera sólo sirven para que ciudadanos que apoyan el proceso pierdan la confianza y la esperanza de alcanzar la paz", y "no pueden quedar impunes; quienes los cometen deberán pagar por estos delitos", ha asegurado Prieto. Durante la noche, varios grupos de desconocidos han atacado dos sedes del PNV en Vizcaya y Guipúzcoa con huevos rellenos de pintura, y han prendido fuego a un cajero de Caja Vital en Vitoria, según ha informado la policía autonómica vasca.

A las once de la noche era atacado un batzoki en el barrio de Las Arenas de la localidad vizcaína de Getxo. Tanto la fachada del edificio como cuatro vehículos quedaron afectados. Hora y media después se producía un asalto similar en la localidad guipuzcoana de Eibar. Además de la sede nacionalista quedaron dañados dos coches. A las tres y cuarto, un grupo de desconocidos quemaba un cajero de Caja Vital en la calle Portal de Villarreal de Vitoria. El incendio causó desperfectos en dos vehículos aparcados al lado. La policía baraja la hipótesis de que el ataque se llevara a cabo con cócteles molotov.

Pero es que anoche, en Vitoria, tras una manifestación a favor de los presos de la organización terrorista ETA se produjeron disturbios violentos que se saldaron con daños en cajeros, coches y mobiliario urbano. Precisamente ayer fueron detenidos dos jóvenes en Vitoria por su presunta implicación en actos de violencia callejera. Esta mañana han sido trasladados a la Audiencia Nacional, y posteriormente han ingresado en prisión.