Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dimite el director general de Urbanismo de Madrid

Según publicó EL PAÍS, Enrique Porto aprobó proyectos que planeó antes de asumir el cargo y favoreció a sus socios de la empresa Plarquin

El director general de Urbanismo de la Comunidad de Madrid, Enrique Porto, ha presentado hoy su dimisión, según ha podido saber ELPAIS.es de fuentes del Gobierno regional. Porto se hallaba en vuelto en un gran escándalo después de que EL PAÍS revelara que aprobó proyectos en los que había participado como urbanista privado antes de asumir el cargo y que cedió después sus contratos a una empresa -Plarquin- fundada por él en 2000 y propiedad de sus ex socios.

Precisamente hoy EL PAÍS publicaba el último capítulo de esta historia. Según esta información, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha requerido por segunda vez en diez meses al Gobierno regional, bajo amenaza de multa, a que le entregara el expediente de las normas subsidiarias de un barrio del municipio de El Molar. En el planeamiento de dicho barrio había intervenido primero Porto como arquitecto y luego Plarquin.

Tras ser designado en diciembre de 2003 director general, Porto subrogó sus contratos como arquitecto privado de planeamientos en municipios madrileños a Plarquin, cuyas acciones vendió entonces a socios en firmas del sector. Tanto Plarquin como empresa -ubicada en un edificio de Porto- como individualmente sus dueños (socios del alto cargo) han ido redactando planes sobre distintos municipios -con un equipo que incluía en ocasiones a un hermano y a una hija de Porto- que han sido presentados ante Urbanismo para su aprobación sin que el director general se inhibiera, según admitió a EL PAÍS.

Porto no era un arquitecto cualquiera. En 2002 estaba inmerso, según su currículo, en la redacción de los planeamientos -globales, parciales o de detalle-, de varios municipios madrileños: Cobeña, Ciempozuelos, Moraleja de Enmedio, Camarma, Alcorcón, Leganés, Algete, Villanueva de la Cañada, San Martín de la Vega, Parla, Moralzarzal y la capital.

Motivos personales

Según fuentes de la Comunidad de Madrid, Porto ha alegado motivos personales para su renuncia "para defenderse con total libertad y proteger su honorabilidad". Fuentes del Gobierno regional han informado de que Porto tomó ayer esta decisión, que ha sido aceptada por el consejero Mariano Zabía, al considerar que "las falsas denuncias y presiones sobre su quehacer profesional no deben perjudicar la buena gestión y la transparencia que caracterizan a la Administración regional".

Esta misma mañana, horas antes de conocerse la noticia, la portavoz adjunta del PSOE en la Asamblea de Madrid, Ruth Porta, había vuelto a exigir a la presidenta regional, Esperanza Aguirre que hiciera dimitir a Porto. "Por honestidad, no puede presentarse en el próximo pleno sin haber cesado a Enrique Porto", ha afirmado. Según Porta, "no hay justificación razonable para mantener en su cargo a una persona que está al frente del Urbanismo, impulsando expedientes que diseñó cuando se dedicaba a hacer proyectos desde la empresa privada".

El portavoz del PP, Antonio Beteta, por su parte, replicó que el PSOE "ha iniciado la caza del hombre y el chivo espiatorio se llama Porto, que ha actuado siempre con la ley en la mano".