Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE critica la actitud "irresponsable" de Aznar con sus declaraciones sobre el islam

El ex presidente censura que los musulmanes no hayan pedido perdón por "ocupar España durante ocho siglos" y asegura: "Occidente no atacó al Islam, sino que nos atacaron ellos"

El ex presidente del Gobierno José María Aznar ha vuelto a levantar la polémica en España por unas declaraciones que realizó en Washington. Allí, en la apertura del seminario Amenazas globales y estructuras atlánticas, del think tank conservador Hudson Institute, Aznar criticó que el mundo islámico pida una rectificación al Papa por su discurso cuando "ningún musulmán me ha pedido perdón por ocupar España durante 8 siglos". "Occidente no atacó al Islam, sino que nos atacaron ellos", dijo. Las reacciones en España no se han hecho esperar: Mientras el PP ha defendido las declaraciones de su presidente de honor, el PSOE tachó de "irresponsable y beligerante" su actitud y comparó "las descabelladas" palabras de Aznar con la labor "por la paz" de Felipe González en Irán. Más crítica aún se mostró Izquierda Unida, que consideró que el ex presidente tiene una concepción de la Historia de España "propia del franquismo".

"¿Cuál es la razón por la que nosotros tenemos que pedir disculpas y ellos nunca tienen que hacerlo?" se preguntó el ex presidente del Gobierno durante un discurso pronunciado en inglés en el Hudson Institute de Washington. Aznar, que en un momento de su intervención se definió a sí mismo como "un admirador de Isabel y Fernando", los Reyes Católicos, se refirió así a la oleada de críticas que ha recibido en el Papa por su discurso en Alemania.

"Un montón de personas en todo el mundo exige al Papa que pida disculpas por su discurso, pero ningún musulmán me ha pedido perdón por ocupar España durante 8 siglos", sentenció Aznar. Además, se refirió a la propuesta de Alianza de Civilizaciones del actual presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Aunque consideró que "el diálogo en política es esencial", calificó de "estupidez" e "incomprensible" la iniciativa, cuando "estamos en un tiempo de guerra en el que es o nosotros o ellos".

Rajoy ni critica ni suscribe las palabras de Aznar

El presidente del PP, Mariano Rajoy, que se encontraba en el XII Congreso Nacional de Nuevas Generaciones del PP, en Toledo, ha dicho hoy sobre el tema: "Yo no me ocupo de la Historia, ni de Franco, ni de la Memoria Histórica, ni de la invasión de los árabes. Yo me ocupo del futuro". En cambio, el portavoz del partido, Eduardo Zaplana, sí que defendió las declaraciones de Aznar, que, según dijo, "tiene derecho a expresarse en los términos que considere oportunos". "A ver si ahora va a haber que perseguir a Aznar por lo que haya dicho a miles de kilómetros de distancia", ironizó Zaplana.

Frente a esta opinión, el portavoz del PSOE, Diego López Garrido, ha señalado que estos "disparates" hacen honor "desgraciadamente, a la biografía" de Aznar. Garrido ha comparado la actitud de Aznar con el reciente viaje de Felipe González a Irán, donde trató de influir para que este país no utilice la energía nuclear para fines que no sean pacíficos.

Garrido considera que la labor de González "por la paz" contrasta con la actitud "belicista, beligerante de confrontación y agresiva de Aznar, echando leña al fuego". Además, añadió que las palabras del ex presidente descalifican una iniciativa como la Alianza de Civilizaciones, que ha sido asumida por Naciones Unidas. "Sabemos que al señor Aznar no le gustan mucho las Naciones Unidas, prefiere hacer guerras que no cuentan con su apoyo como el caso de la guerra de Irak, que favorece la existencia de mártires que luchan por la causa fundamentalista", ha dicho.

IU: "Aznar, como siempre, en clave de guerra"

El coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, ha considerado hoy que Aznar "como siempre, se sitúa en clave de conflicto o en clave de guerra" con "una concepción de la Historia de España que parece de los libros de Rubio del Franquismo". Así, igual "que en estos momentos no hay por qué pedir rectificaciones al Papa", no se puede "plantear pedir perdón en relación a Al Andalus". "Hay que situarse, como lo ha hecho el Papa en los últimos días, en clave de diálogo y en clave de recuperación de la negociación y no en clave de confrontación", ha afirmado Llamazares.