Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Los supuestos lazos entre ETA y el 11-M se pueden comprar en cualquier droguería

Interior desmiente una información de 'El Mundo' que asegura que engañó al juez "falsificando" un documento policial

El diario El Mundo afirma hoy que el Ministerio de Interior "falsificó un documento para ocultar los lazos entre el 11-M y ETA". Esa supuesta relación se basa, según ha explicado hoy la policía, en que uno de los implicados en los ataques de Madrid tenía en su casa la misma sustancia que se encontró en el piso de unos etarras. ¿Qué sustancia? Ácido bórico: se usa, entre otras cosas, como insecticida, y se puede comprar en cualquier droguería.

La Comisaría General de Policía Científica ha emitido este mediodía un comunicado desmintiendo lo publicado por el El Mundo. Además, el ministro, Alfredo Rubalcaba, ha afirmado que la noticia "es rotundamente falsa", pues su ministerio "no ha falsificado jamás ningún documento".

La nota policial asegura que "en modo alguno se remitió al juez [de la Audiencia Nacional Juan] Del Olmo un informe falso, pues el que se le remitió es el único informe oficial elaborado" por esa comisaría. El documento al que ha tenido acceso el diario es "un simple borrador" elaborado por los peritos, que fue elevado al jefe del Laboratorio Químico-Toxicológico para su revisión. "En este trámite se comprobó" que los peritos habían incluido en el apartado de Observaciones una nota que "no eran más que elucubraciones y consideraciones subjetivas sin fundamento científico alguno y que, por lo tanto, no debían, ni podían constar en un informe científico". Así pues, se eliminaron del informe final, que fue el remitido al juez.

¿Cuáles eran esas "elucubraciones especialmente inconsistentes"? El Mundo mantiene que el documento policial hablaba de una sustancia, ácido bórico, que fue encontrada en el domicilio de uno de los presuntos implicados en el atentado de Madrid, Hassan El Haski; los peritos mencionaban en su informe que ese mismo componente fue hallado en un piso usado por ETA, lo que el diario considera un lazo entre la organización terrorista y el 11-M.

La policía aclara ahora que el ácido bórico es "una sustancia común" que "tiene múltiples utilidades: se emplea como conservante, para adulterar droga, fabricar cosméticos, pinturas y tintes, la manufacturación de cementos, vidrios y porcelanas o como insecticida contra insectos domésticos y coleópteros, etcétera". En concreto, el ácido bórico que tenía el supuesto implicado en el 11-M en su casa de Lanzarote estaba "autorizado legalmente", es decir, se podía comprar en cualquier droguería.

"El Ministerio del Interior no ha falsificado jamás ningún documento", ha explicado Rubalcaba que, con los papeles supuestamente falsificados en la mano, ha reiterado de nuevo que "no existe ninguna relación" entre la organización terrorista ETA y los autores del atentado del 11 de marzo de 2004 en Madrid.

Desde la localidad finlandesa de Tampere, donde asiste a una reunión informal de ministros de Interior y Justicia de la Unión Europea, Rubalcaba ordenó a la policía que hiciera pública una "nota explicativa" sobre esta cuestión, al tiempo que instaba a los servicios jurídicos del Estado a "que estudien si la noticia, tal y como se presenta, puede ser objeto, en su caso, de acciones judiciales por parte del ministerio y del Gobierno".

El portavoz parlamentario del Partido Popular, Eduardo Zaplana, ha empleado la noticia de El Mundo para pedir la comparecencia del ministro en el Congreso, e instar además al Ejecutivo a aportar los documentos supuestamente manipulados, ya que, en su opinión, "hay una denuncia de ocultación de pruebas al juez, de manipulación de informes policiales, es decir de delitos".