Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy anuncia que aceptará reunirse con Zapatero para hablar del alto el fuego si éste le llama

Fernando Moraleda dice, tras las declaraciones del líder popular, que "estamos ante un cambio de actitud" del PP

Después de anunciar la ruptura de "toda relación" con el presidente del Gobierno y retirarle su apoyo en el proceso abierto tras el alto el fuego, Mariano Rajoy ha dicho hoy que está dispuesto a reunirse con el jefe del Ejecutivo para tratar de "reconducir la situación" si éste le convoca a un encuentro. No obstante, el líder del PP ha resaltado que tiene que ser Zapatero quien dé el primer paso para esa toma de contacto.

Las declaraciones de Rajoy han sido consideradas como un "cambio de actitud" por el Gobierno, según las palabras del secretario de Estado de Comunicación, Fernando Moraleda: "Parece que estamos ante un cambio de actitud" del PP; "Hemos pasado en tres días de una ruptura con el Gobierno a querer hablar con el presidente".

Pero el secretario de Comunicación del PP, Gabriel Elorriaga, ha querido concretar: la posición de su partido "no ha cambiado", ya que sigue considerando "rotas las relaciones" con el Gobierno, y el PP "no ha pedido ni pide ninguna reunión" con el Ejecutivo.

Rajoy ha hecho esta reflexión durante un coloquio con 350 empresarios catalanes en Rialp (Lleida). En un momento del encuentro, el moderador le ha preguntado si se reuniría con Zapatero -después de que el PP anunciara la ruptura de toda relación con el Gobierno sobre el proceso de paz-, a lo que ha respondido que "cuando me llame el presidente del Gobierno, si él tiene a bien llamarme y si quiere, me reuniré (con él), pero él tiene que llamarme a mí. Es él quien me dijo unas cosas que no cumplió", en alusión a los contactos entre Batasuna y el PSE. "He apoyado al presidente del Gobierno hasta que, incumpliendo su palabra y ocultándome qué iba hacer, decidió anunciar negociaciones con Batasuna", ha afirmado Rajoy.

Ya en su intervención, Rajoy ha advertido al jefe del Ejecutivo que nadie puede pedirle que acepte una "negociación en la que un Estado claudique ante una organización terrorista". Y, según ha reconocido, al negociar con Batasuna, España está dando un "ejemplo lamentable al conjunto de la sociedad europea", en referencia a la lista de organizaciones terroristas de la UE, en la que está la formación ilegalizada. Antes del coloquio, Rajoy ha asegurado que ve al Gobierno "débil" ante ETA y que ello "le preocupa", y ha subrayado que no aceptará que "la pistola" se convierta en un "instrumento negociador" para obtener réditos políticos.

De confirmarse la disposición de Rajoy a reconducir su relación con el Ejecutivo sería, para Moraleda, una buena noticia. Ahora bien, según ha explicado, la decisión del primer contacto "está en manos" del propio Zapatero.

"Mano tendida" al PP

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, también se ha referido a la ruptura del PP, y ha recordado que el Ejecutivo tiene "mano tendida" al PP, aunque no ha querido pronunciarse sobre una posible reunión con su secretario general. "La posición del Gobierno ha sido y es de mano tendida al consenso". Pero De la Vega también ha insistido en que ahora debe ser el PP el que se acerque al Gobierno.

La vicepresidenta ha lamentado que todo el mundo "menos el PP" esté trabajando por la paz en una misma dirección. "La puerta siempre va a estar abierta, el señor Rajoy siempre va a ser bienvenido", ha recalcado. En todo caso, ha reprochado al lider de los populares que anunciara la ruptura de relaciones con el Gobierno, una declaración "insólita".