Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero califica su reunión con Morales de "positiva y clarificadora"

El presidente del Gobierno ha señalado que el futuro de las empresas españolas en Bolivia debe combinar el interés nacional boliviano con la rentabilidad de las empresas.

José Luis Rodríguez Zapatero, ha expresado su satisfacción por los pasos dados en la cumbre de Viena y ha considerado aclarada la relación de España con Bolivia. Zapatero ha calificado de "positiva, sincera y clarificadora" su reunión con Morales, al que le ha planteado que el futuro de las empresas españolas en Bolivia debe resolverse por medio de una negociación a fondo que combine el interés nacional boliviano con la rentabilidad de las empresas.

El presidente español ha resumido así los resultados de la cumbre celebrada en la capital austríaca y de la entrevista que, aprovechando esta cita, ha mantenido con el presidente boliviano, Evo Morales, para intercambiar puntos de vista sobre las consecuencias de su decisión de nacionalizar los hidrocarburos. En conferencia de prensa, Rodríguez Zapatero ha destacado la importancia que para España tiene una cumbre de estas características, que calificó de "positiva y densa".

Rodríguez Zapatero se ha felicitado por la luz verde que en ella se ha dado a la negociación del acuerdo de asociación de la UE con Centroamérica y que incluirá un acuerdo de libre comercio. Ha destacado también el llamamiento realizado a la Comunidad Andina para que logre un grado de integración suficiente que permita iniciar igualmente una negociación con la UE. Ha explicado que la cumbre ha instado a la UE a hacer realidad el compromiso de llegar al 0,7 por ciento de ayuda a la cooperación, que, a su juicio, deberá tener como objetivo prioritario el canje de deuda por educación.

Reunión con Morales

En su reunión con Morales, Zapatero ha dicho que le ha planteado al presidente andino planteó a Morales que el futuro de las empresas españolas en Bolivia debe resolverse por medio de una negociación a fondo que combine el interés nacional boliviano con la rentabilidad de las empresas. Ha señalado que la negociación debe fundamentarse en el principio de que Bolivia tiene derecho a una política de hidrocarburos que puede resultar útil para el país, pero teniendo en cuenta el principio de que toda inversión necesita una razonable rentabilidad.

Además, ambos mandatarios han acordado acordaron que equipos de sus respectivos Ministerios de Exteriores mantengan una reunión próximamente para concretar el desarrollo de la política de cooperación española en el país andino.