Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy critica los "guiños a Batasuna" de Zapatero y éste le pide que "no se quede fuera de juego"

El líder de la oposición califica al jefe del Ejecutivo de "presidente de la tiniebla"

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el jefe de la oposición, Mariano Rajoy, han protagonizado hoy un duro cruce de acusaciones en el Congreso en el transcurso de la sesión de control al Ejecutivo. Rajoy ha vuelto a utilizar la reforma del Estatuto de Cataluña como arma arrojadiza contra el Gobierno y lo ha relacionado con la decisión del Gobierno de "romper el Acuerdo por las Libertades" y de hacer "guiños a Batasuna e insinuar futuros pactos a la organización".

En este sentido, Rajoy ha afirmado que Zapatero está instalado "en la indolencia y en la falta de transparencia" y le ha pedido que aclare qué piensa hacer en el área de política antiterrorista y que diga qué está pactando sobre el Estatuto catalán o el modelo de financiación. "Usted pide mucha transparencia pero es el presidente de la oscuridad y la tiniebla", le ha reprochado.

En su respuesta, Zapatero, ha ironizado sobre el hecho de que Rajoy hablara de la reforma de un estatuto -los populares acusan a los socialistas de llevar a cabo en realidad una reforma encubierta de la Constitución- y ha asegurado que las negociaciones al respecto van "bien". "Habrá un buen Estatuto para el autogobierno catalán y para España", ha asegurado el presidente del Gobierno, quien ha aprovechado su intervención para recomendar al líder de la oposición abandone el "radicalismo" y no se quede "fuera de juego", como ya ha sucedido en la negociación de la Ley Orgánica de Educación (LOE).

Protesta ante la COPE

Rajoy también ha querido referirse a la protesta protagonizada hoy por miembros de ERC -incluidos dos diputados de la formación- frente a la sede de la cadena COPE. "Tenemos un presidente que no defiende los derechos constitucionales de los españoles y prefiere para no enemistarse con ERC callarse. Quiero que afee la conducta de estos dos diputados", ha pedido. Zapatero se ha limitado a responder que todos los parlamentarios "representan la legitimidad popular" y que él tiene la presunción de que "todos están en esa defensa, más allá de que me gusten unas cosas más que otras".

Tras Rajoy han intervenido las segundas espadas del PP, el secretario general, Ángel Acebes, y el portavoz parlamentario, Eduardo Zaplana. Acebes ha pedido al Ejecutivo que vuelva al consenso constitucional y abandone las malas compañías pero la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega ha negado la mayor y ha acusado al PP de vaciar, manipular y retorce las palabras. Zaplana, parafraseando al líder de ERC, Josep Lluis Carod Rovira, ha preguntado por su parte si de no aprobarse el proyecto de Estatuto el Gobierno tendría los días contados. De la Vega le ha contestado que en política "todos tenemos los días contados", aunque "unos más que otros" y ha aludido al caso Terra Mítica, el proyecto faraónico de Zaplana hoy salpicado por un escándalo de corrupción.

Antes, a preguntas del líder de IU Gaspar LLmazares, Zapatero ha asegurado que no hay novedades sobre el caso de los vuelos de la CIA que transportaban sospechosos de terrorismo a las cárceles secretas y que supuestamente hacían escala en España y se ha comprometido a informar al Congreso si se encotrara cualquier irregularidad al respecto.