Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA PRIMOGÉNITA DE LOS PRÍNCIPES DE ASTURIAS

Doña Letizia se recupera "estupendamente" tras dar a luz a Leonor, una niña "gordita y redonda"

La pequeña, que ha pesado 3 kilogramos y mide 47 centímetros, nació por cesárea.- "La apuesta la he perdido", ha dicho la Reina sobre el sexo del bebé

Los Reyes han visitado esta mañana a los príncipes de Asturias en la Clínica Ruber de Madrid y han conocido a su séptimo nieto, la infanta Leonor, un niña "gordita y redonda", en palabras de doña Sofía. "La apuesta la he perdido", ha dicho sonriente la reina, en referencia al sexo del bebé, para luego aclarar que ni ellos ni los padres conocían si sería niño o niña antes del alumbramiento.

Los monarcas no han hecho declaraciones a los numerosos periodistas congregados a las puertas del hospital madrileño cuando, poco después del mediodía, se acercaban a visitar a su hijo Felipe de Borbón y a su esposa, doña Letizia. Tras pasar aproximadamente hora y media dentro de la clínica, han salido sonrientes y se han acercado a conversar con la prensa.

"Precioso" le ha parecido al Rey el nombre elegido para la niña, que ha señalado que los príncipes "lo tenían muy bien guardado"; el monarca cree que lo han elegido porque "les habrá gustado". Don Felipe explicó ayer: "Es un nombre con muchos vínculos históricos, pero también nos ha gustado. Incluso hasta el último momento hemos tenido dudas. Al final nos cuadró Leonor, y así será". Lo que no ha sido capaz el Rey es de sacarle parecidos a la niña, "algo muy difícil en un recién nacido"; la Reina, en cambio, se ha aventurado ha decir que es "una mezcla de todos", "de pelo castaño" y "un poco llorona".

Un portavoz de la Casa Real ha señalado a media tarde que doña Letizia se encuentra perfectamente y se está recuperando muy bien físicamente; tanto la madre como la niña están estupendamente, según esta fuente.

"No se puso nervioso"

La primogénita de los príncipes de Asturias pesa 3,540 kilogramos y mide 47 centímetros. La princesa Letizia la dio a luz a las 1.46, unas seis horas después de su ingreso en la Clínica Ruber Internacional, y el parto fue inducido a través de cesárea. Tanto la bebé como doña Letizia, que estuvieron acompañada por don Felipe y por la madre de la Princesa, Paloma Rocasolano, se encuentran en perfecto estado. El príncipe de Asturias compareció bastante más tarde, a las 5.50 horas para expresar su "absoluta felicidad". Con aspecto cansado y cierto nerviosismo (aunque su madre ha dicho hoy que "no se puso nervioso"), don Felipe ha afirmado que "la lógica de los tiempos" apunta a que la infanta Leonor será su sucesora "si así lo estiman las Cortes".

Don Felipe, dedicó sus primeras palabras a agradecer al equipo médico dirigido por el doctor Recasens la atención recibida. También dio las gracias a los medios de comunicación por haber estado presentes toda la madrugada. Sobre el bautizo de la pequeña, "que parece que es grande y fuerte", don Felipe ha dicho que por el momento no hay fecha concreta, pero que en cualquier caso, tendrá lugar después de la Navidad.

37 años sin un heredero

La niña, el séptimo nieto de los Reyes, será Infanta de España y recibirá el tratamiento de Alteza Real. De este modo, la nueva nieta de los Reyes de España tendrá el mismo tratamiento y rango que sus dos tías, la infanta Elena y la infanta Cristina, y el mismo que las dos hermanas del Rey, las infantas Pilar y Margarita.

El Real Decreto aprobado en 1987 establece que los hijos del Rey que no tengan la condición de príncipe o princesa de Asturias, como ocurre con las infantas Elena y Cristina, y los hijos del príncipe de Asturias serán Infantes de España y recibirán el tratamiento de Alteza Real. La pequeña no heredará, al menos por el momento, el título de princesa de Asturias, algo que sólo ocurrirá si los príncipes no tienen más descendientes o si éstos fueran todos niñas. El Gobierno ha anunciado su intención de reformar el artículo 57 de la Constitución para que en cualquier caso herede el trono.

Hace 37 años, los que tiene el príncipe, que no nace en España un heredero. Además, Leonor ha nacido un día antes de que se cumplan dos años del sorpresivo anuncio del compromiso de sus padres, el 1 de noviembre de 2003. Don Felipe y doña Letizia contrajeron matrimonio el 22 de mayo de 2004 en la Catedral de la Almudena. La pareja anunció su paternidad el 8 de mayo mediante un comunicado emitido por la Casa Real. En él, se anunciaba que esperaban su primer hijo "para el próximo mes de noviembre". Oficialmente, no salía de cuentas hasta el día 13. Tras dar a luz, la princesa Letizia no se cogerá la "baja maternal" tal y como se entiende, sino que se irá incorporando poco a poco al trabajo cuando esté completamente restablecida, según fuentes de la Zarzuela.

Agua del Jordán para la infanta Leonor

La infanta Leonor será bautizada, al igual que el príncipe de Asturias, con agua del río Jordán y en la histórica pila de Santo Domingo de Guzmán. Desde tiempos de Felipe IV, antes de que llegara a España la dinastía Borbón, esta joya del románico es utilizada exclusivamente en los bautizos Reales de Príncipes e Infantes.

Así ocurrió con el padre del recién nacido, don Felipe, que recibió en ella las aguas bautismales el 5 de febrero de 1968, en el Palacio de La Zarzuela. Fueron sus padrinos la Reina Victoria Eugenia, su bisabuela, y su abuelo el Conde de Barcelona. En la misma pila de Santo Domingo de Guzmán fueron bautizadas, también en La Zarzuela, las hermanas del Príncipe, las Infantas Elena y Cristina.

Más información