VIOLENCIA DOMÉSTICA

Dos hombres tratan de asesinar a sus familias prendiendo fuego a sus casas en Madrid y Cangas

El marinero jubilado que intentó incendiar su vivienda en la localidad pontevedresa se ahorcó después

AGENCIAS Madrid / Cangas 13 ABR 2004 - 19:39 CET

La policía ha detenido hoy en Madrid a un hombre de 37 años que presuntamente incendió su vivienda en el barrio madrileño de Vallecas, reteniendo en su interior a su mujer e hijo, que resultaron heridos en el suceso. De madrugada, otro individuo trató de prender fuego a su casa en Cangas (Pontevedra) mientras en su interior dormía su familia. Luego se ahorcó.

Carlos S. D., de 37 años, se presentó alrededor de las ocho de la mañana en su casa, un ático situado en el número 12 de la avenida de la Alcazaba, en el distrito de Puente de Vallecas. Tras agredir a su esposa, de 33 años, incendió la vivienda y la dejó encerrada dentro junto a su hijo de seis años. La mujer, presa del pánico, saltó al patio interior, sufriendo quemaduras leves y traumatismos facial y pélvico. El niño tuvo que ser atendido por varios psicólogos, ya que estaba en estado de shock y muy nervioso.

El causante del incendio sufrió una leve intoxicación por inhalación de humo y tuvo que ser hospitalizado. Luego fue detenido por la policía. Sobre el individuo pesaba una orden de alejamiento por maltratar a su mujer, con la que estaba en trámites de separación. María Julia, una amiga de la familia, ha explicado a Europa Press que la pareja se había separado hace tiempo pero solían verse de vez en cuando. "Ha venido a quemarla viva, se ha pasado con ella", ha afirmado esta mañana.

Aguarrás y pintura

En Cangas, un marinero jubilado trató de incendiar la pasada madrugada la vivienda en la que se encontraba durmiendo su familia, en el número 8 de la calle La Paz. Luego se ahorcó. La Guardia Civil le encontró aún con vida y le trasladó al Hospital Provincial de Pontevedra, donde murió poco después.

Según cuenta hoy el diario La Voz de Galicia, el hombre derramó una botella de aguarrás y pintura en la vivienda, situada en la planta baja de un edificio de cuatro plantas, y tras tratar de prenderle fuego se ahorcó. En la casa se encontraban su mujer, su hija, el marido de ésta y dos niñas de 10 y 12 años. Un familiar del fallecido ha explicado que era un hombre violento, con problemas con el alcohol, y sobre el que pesaban varias denuncias por malos tratos, aunque este extremo no ha podido ser confirmado por la Guardia Civil.

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana