Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
VIOLENCIA DOMÉSTICA

La candidata del PP al Ayuntamiento turolense de la Puebla de Híjar, asesinada por su pareja

El cuerpo de la mujer presenta 11 impactos de bala, realizados por su marido con una escopeta

La candidata del PP al Ayuntamiento turolense de la Puebla de Híjar, asesinada por su pareja

Nuevo caso de violencia doméstica. La candidata del Partido Popular a la Alcaldía de la localidad turolense de la Puebla de Hijar ha sido asesinada esta madrugada por su marido, que se encuentra detenido en Teruel, según han informado la policía y la Subdelegación del Gobierno.

La víctima es Patricia Maurel Conte, de 29 años, que se presentaba como independiente en la lista de los populares para las elecciones municipales del próximo domingo en esta población del Bajo Aragón. Según ha adelantado la Cadena SER, los hechos se han producido alrededor de las 2.00 horas en el domicilio familiar. Tras cometer el crimen, su marido, José Javier Salvador Calvo, de 34 años, se ha montado en su vehículo y ha recorrido los 163 kilómetros que separan la localidad de Teruel. A su llegada a la capital de la provincia, ha entrado en el hospital San José, con la camisa ensangrentada, para ser atendido de unas supuestas heridas.

Allí, ha confesado al personal sanitario que se dirigía a la prisión provincial para entregarse por el asesinato de su mujer, por lo que han alertado a la Policía Nacional, que lo ha arrestado poco después. El detenido ya ha sido puesto a disposición judicial. Según ha informado el subdelegado del Gobierno en Teruel, Marco Aurelio Rando, el cuerpo de Maurel ha sido localizado a primeras horas de la mañana en un campo de cultivo de cereal de su localidad. El cadáver presenta un total de 11 disparos hechos con una carabina del calibre 22 en la cabeza, el pecho, zona dorsal, un brazo y en la clavícula.

La condena de los partidos

La pareja tenía tres hijos, dos niños y una niña de nueve, siete y tres años, y acababa de mudarse a un chalet. Los vecinos hablan de frecuentes peleas entre el matrimonio. Según el alcalde Teruel y presidente del PP en la provincia, Manuel Blasco, que ha calificado los hechos de "brutal" caso de violencia doméstica, todo parece indicar que el desencadenante de la última riña de la pareja ha podido ser una cuestión de celos. Sobre las 20.30 horas de ayer, Maurel Conte presentó una denuncia contra su marido por malos tratos en el Cuartel de la Guardia Civil de Híjar. Según los vecinos, su marido había comentado que "no tenía inconveniente" en que su mujer fuera candidata por el PP, partido al que no estaba afiliada.

La localidad turolense, de poco más de 1.200 habitantes y situada en la comarca del Bajo Aragón, se ha despertado sobresaltada por la noticia. En nombre de todo el pueblo, su alcaldesa, la socialista Juana María Barreras, ha expresado en la Cadena SER el dolor y la indignación que sienten por este asesinato. Mientras, el PP ha informado de que suspende todos los actos de cierre de campaña en la provincia en señal de duelo por el asesinato, un anuncio al que se han sumado el resto de las fuerzas políticas.

En este sentido, el presidente del PP aragonés, Gustavo Alcalde, ha indicado que los cierres de campaña se convertirán en actos en repulsa a la violencia de género y que se suspenderá cualquier contenido festivo de los que acompañan tradicionalmente este tipo de eventos. Además, el PP ha decidido "limitar" las celebraciones del último día de campaña en toda la Comunidad de Aragón, al tiempo que estudia solicitar la suspensión de las elecciones en la localidad.

26 mujeres muertas desde enero

Desde primeros de año, al menos 26 mujeres han muerto a manos de sus parejas, después de que esta madrugada la turolense Patricia Maurel fuera asesinada por su marido. Se trata de la segunda víctima de violencia doméstica en esta semana. El pasado 21 de mayo, María José Robledo, de 28 años, murió tras recibir varias puñaladas en la espalda mientras dormía en la localidad valenciana de Aldaia. La pareja vivía separada desde el pasado mes de marzo, cuando la víctima denunció a su agresor por malos tratos.

Hasta el momento, el Instituto de la Mujer ha ofrecido los datos del primer trimestre del año recabados por el Ministerio del Interior, y según estas cifras, se han registrado 18 víctimas mortales, frente a las 11 producidas en el mismo periodo de 2002, año que terminó con la friolera de 52 fallecimientos. Por su parte, las asociaciones de mujeres calculan que la cifra a día de hoy es mucho mayor: al menos 35 mujeres muertas.

Más información