Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
INMIGRACIÓN

Una patera perdida durante seis días atraca sin 11 de sus ocupantes tras múltiples peleas a bordo

Las disputas se suscitaron por hambre y problemas de espacio

El hecho fue comunicado a Salvamento por los familiares de algunos de los embarcados, con quienes los efectivos de rescate habían mantenido diversos contactos para intentar localizar la embarcación durante el operativo de búsqueda, que se prolongó durante más de cinco días.

La patera se perdió en la madrugada del pasado 30 de julio y llegó a la costa de Alhucemas (Marruecos) el 4 de agosto de madrugada.

Según los familiares de los inmigrantes, que informaron de los hechos al Centro de Salvamento Marítimo de Almería, la mayoría de los desaparecidos perecieron ahogados e incluso a lo largo de la travesía fueron víctimas de ataques entre ellos mismos, al parecer, debido a la falta de espacio, de víveres y a las disputas sobre la situación en que se encontraban.

Los familiares indicaron que todos los supervivientes fueron ingresados en diferentes centros hospitalarios marroquíes, porque se encontraban en muy mal estado de salud, si bien ya han sido dados de alta.

A través del Centro Nacional de Coordinación de Salvamento Marítimo Español se requirió el pasado sábado a las autoridades marroquíes que confirmaran si se trata de la misma embarcación, y a falta de dicha información, el Centro de Almería considera, por los datos aportados por los familiares, que es la patera perdida.

Desde Salvamento de Almería no sólo se da por sentado que se trata de dicha embarcación, sino que además, en ningún momento llegaron a entrar en aguas españolas, ya que la llamada de auxilio se produjo al poco tiempo de haber zarpado y, posiblemente, el fuerte temporal de levante los empujó de regreso a Marruecos.

Además, Salvamento Marítimo rastreo exhaustivamente toda la franja litoral desde Cabo de Gata hasta cerca del Estrecho sin encontrar rastro alguno de la lancha e incluso solicitó permiso para extender su búsqueda por aguas de Marruecos, aunque sólo se autorizó la entrada de dos helicópteros.

Sólo durante una jornada las Autoridades Marítimas marroquíes se sumaron al dispositivo de búsqueda, a requerimiento de España, aunque sin resultado positivo.