ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

sábado, 4 de febrero de 2012

Rabat acepta renegociar el acuerdo de pesca con la UE pero no el agrícola

El líder del Frente Polisario acude al congreso del PSOE en Sevilla

Marruecos está dispuesto a renegociar el acuerdo de pesca con la UE, pero no el agrícola, según dejó claro ayer en Madrid el ministro de Asuntos Exteriores marroquí, Saaddine el Otmani, en una rueda de prensa conjunta con su homólogo español, José Manuel García-Margallo.

Otmani recordó que no fue su país, sino el Parlamento Europeo, el que tumbó, en diciembre, el acuerdo pesquero que otorgaba 116 licencias para faenar en aguas de Marruecos y el Sáhara, 100 de ellas a pesqueros españoles. Subrayó que Rabat siempre está dispuesto al diálogo y la negociación.

Este dirigente del islamista Partido de la Justicia y del Desarrollo se mostró, en cambio, confiado en que la Eurocámara ratifique el acuerdo agrícola, pese al rechazo de los dos principales partidos españoles, PP y PSOE. Este último se opone desde hace poco.

Otmani manifestó, no obstante, su "respeto" por los eurodiputados españoles que han anunciado que votarían en contra cuando el pleno se pronuncie.

Margallo expresó, por su parte, su confianza en que la UE dé luz verde, el viernes, a la negociación de un nuevo acuerdo pesquero con Rabat, como hicieron ayer los embajadores en Bruselas de los Veintisiete, con la oposición de Reino Unido y Suecia y la abstención de Holanda y Finlandia.

El nuevo mandato omite al Sáhara Occidental y su población, pese a que era uno de los tres motivos por los que la Eurocámara impidió, en diciembre, la prórroga del acuerdo pesquero. París y Madrid se opusieron a que se mencionara. Las otras dos razones de su rechazo eran su coste y la excesiva explotación del caladero.

El ministro español no se refirió al acuerdo agrícola, que se aprobó en enero en la comisión de comercio internacional del Parlamento Europeo y se votará el 15 de febrero en el pleno. Tanto él como su colega de Agricultura, Miguel Arias Cañete, han solicitado renegociarlo. Junto con las organizaciones del campo español, lo consideran "desequilibrado".

Otmani se mostró, como de costumbre, conciliador. Eludió temas conflictivos, como Ceuta y Melilla. Margallo repitió la doctrina oficial sobre el Sáhara: reconocimiento del derecho de autodeterminación del pueblo saharaui, de acuerdo con las resoluciones de la ONU, pero sin prejuzgar si debe ejercerse mediante un referéndum de independencia, como quiere el Polisario, o de autonomía, como exige Marruecos.

El nuevo jefe de la diplomacia marroquí, que llegó a Madrid en su primera visita a un país europeo, fue recibido por el Rey y por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

Mientras, el Polisario anunció ayer que la delegación que acudirá al congreso del PSOE, que acaba de empezar en Sevilla, estará encabezada por su líder, Mohamed Abdelaziz. Esta decisión incomoda a los socialistas, que durante dos legislaturas (2004-2011) apoyaron con discreción la oferta marroquí de conceder la autonomía a esa antigua colonia española.

El PSOE invitó al Polisario, como hace con otros partidos y movimientos, convencido de que su delegación estaría presidida por un responsable de segunda fila. Pero en Sevilla estaba este fin de semana Abdelaziz, que asiste a la conferencia europea de apoyo al pueblo saharaui. Decidió hacer doblete.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana