Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El sector de renovables advierte a Industria de que la moratoria provocará pérdida de empleo

La moratoria decretada por el Gobierno para el sector de las renovables ha caído en las empresas como una bomba. Preparan la respuesta y, hoy mismo, con la Fundación Renovables a la cabeza, detallarán las consecuencias de una decisión que consideran un grave error.

La Asociación de Productores de Energías Renovables (APPA), aseguró, a través de un comunicado, que el Real Decreto Ley 1/2012 aprobado por el Gobierno supone "la paralización legal del desarrollo de las energías renovables en España" y tendrá "graves consecuencias en un sector que, en los últimos dos años, ha perdido 20.000 empleos". La medida, según la asociación, "paraliza el sector" y "destruye" un "tejido empresarial pujante", que se ha mostrado como "el que más empleos genera por megavatio producido". Por este motivo, APPA asegura que la norma "es un grave golpe a las posibilidades de recuperación económica" del país.

Junto a esto, recuerda que en los últimos años las renovables han incrementado su presencia en la economía española y han superado a sectores tradicionales como el textil o la pesca, al tiempo que han ofrecido un balance netamente exportador.

Sobre la pérdida de empleo, asociaciones como ASIF, de la industria fotovoltaica, estiman que solo en su sector se perderán alrededor de 10.000 empleos de los 15.000 (12.000 de ellos director) que mantiene el sector. Sus cuentas son simples, pero contundentes: el ahorro en primas rondará los 70 millones mientras el gasto en desempleo rondará los 120 millones. Incluso los que han salido mejor parados con la decisión de Industria temen por el revuelo creado. Así, la asociación empresarial termosolar Protermosolar expresó su "profunda preocupación" por aspectos como el empleo y el desarrollo industrial.

Por su parte, Industria trató de quitar hierro a la decisión adoptada y aseguró que confía en el autoconsumo como "alternativa real" para tecnologías renovables como la fotovoltaica, que han sufrido la retirada de primas.

Según señala el Gobierno en la exposición de motivos del Real Decreto Ley 1/2012, el modelo de generación distribuida (de muchas pequeñas instalaciones), gracias al acercamiento del coste de producción al coste de consumo para los segmentos de menor escala, "cobra cada vez mayor importancia". Por este motivo, Industria anuncia que el procedimiento para desarrollar el llamado "balance neto" (cómputo de la energía producida para ser compensada con la consumida) de electricidad se presenta como una "alternativa real para el desarrollo de instalaciones de pequeño tamaño a través del autoconsumo de energía".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 31 de enero de 2012