Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Felipe González exhibe su apoyo a Rubalcaba para liderar el PSOE

De la Vega y la viuda de Saramago acuden al acto de mujeres a favor de Chacón

"Alfredo, tienes mi apoyo hoy, mañana, el mes que viene y el año que viene, porque eres lo mejor que tenemos". Esta declaración de intenciones la dejó caer el expresidente del Gobierno Felipe González en la media docena de actos en los que acompañó a Alfredo Pérez Rubalcaba en la campaña para las elecciones generales del pasado 20 de noviembre. En algunos, además, añadía: "Pase lo que pase". Ocurrió que el PSOE perdió las elecciones y que Rubalcaba, el candidato electoral, se enfrenta a Carme Chacón por la secretaría general del PSOE. Pero González, como ya dejó ver entonces, le apoya a él pese a las buenas relaciones que tiene con la exministra.

A una semana de que los 956 delegados al 38º congreso del PSOE voten entre ambos socialistas, el expresidente González exhibirá hoy ante el partido su apoyo a Rubalcaba. Se suponía, pero no lo había hecho explícito y su pronunciamiento se considera de la máxima relevancia para los partidarios del que fuera ministro con González y con José Luis Rodríguez Zapatero. Lo hará en un acto en el Invernadero de Madrid, junto a otro referente del PSOE, el presidente del Gobierno vasco, Patxi López. Y también junto a la consejera andaluza Micaela Navarro y la joven diputada murciana María González Veracruz.

La exministra revela que si gana aspira a ser también la candidata electoral

Los dos rivales se reunirán en Barcelona con los delegados del PSC

Se trata de formar un cuadro en el que estén "todas las generaciones" del PSOE. Pero entre todos ellos destaca la figura de González, que hasta ahora nunca se había pronunciado por ningún candidato de su partido cuando se ha producido disputa. Sí apoyó a Joaquín Almunia como secretario general cuando él abandonó el puesto en medio de un congreso y ese aval condicionó que nadie se presentara. González guardó silencio cuando, por sorpresa, en 1998, José Borrell disputó en primarias a Almunia la candidatura a la presidencia del Gobierno. Se suponía que González apoyaba a Almunia pero no lo dijo.

Todo fueron especulaciones sobre el supuesto apoyo del expresidente a José Luis Rodríguez Zapatero frente a Bono en el congreso de 2000; pero él no lo sintió así en absoluto. Tampoco Zapatero. Pero ahora no hay la menor duda de que apoya a Rubalcaba. Este tuvo al menos una conversación larga con González antes de anunciar su candidatura. "Al presentar mi candidatura me mueve el mismo compromiso y la misma ilusión que hace mucho me llevó a afiliarme al PSOE, y toda la experiencia que he acumulado en estos años". Así lo explica Rubalcaba en la carta que ayer recibieron todos los delegados al congreso. "Experiencia, energía, ilusión y confianza: tenemos lo necesario para que el ganador del 38º congreso sea el Partido Socialista Obrero Español".

La aspirante Carme Chacón se dirige a los militantes en todos sus actos asegurando su energía, su ilusión y sus ganas de "mover al PSOE". Al mediodía de hoy, también en Madrid, Carme Chacón intervendrá, en el Círculo de Bellas Artes a las 12.30, en un acto público promovido por la periodista y escritora Pilar del Río, viuda de José Saramago, y en el que estará como figura política más relevante la exvicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega.

Otras escritoras como Clara Sánchez, Inma Turbau, la catedrática Rosario Valpuesta, la actriz Pastora Vega, y la presidenta de la Federación de Mujeres Progresistas, Yolanda Besteiro, entre otras muchas mujeres de la cultura, la investigación y la empresa, estarán en ese acto.

El tono necesariamente de mitin que hoy tendrá Chacón no dará lugar a revelaciones como las que hizo ayer en una entrevista en Radio Nacional de España, donde aseguró que si resulta elegida aspirará, además, a ser candidata del partido a la presidencia del Gobierno en un proceso de primarias: "Creo que, cuanto antes, el PSOE tiene que tener una alternativa sólida y fuerte y en pie, creo que estamos en disposición y capacidad para hacerlo". No aclaró, sin embargo, sí también aspirará a ser cartel electoral del PSOE en el caso de que perdiera el congreso. "Eso queda lejos", dijo sonriente.

Sí reiteró que en el supuesto de que resulte vencedora ofrecerá a Rubalcaba estar en la dirección del partido "donde él quiera". Y si pierde se pondrá "a disposición de quien haya ganado". "Nunca seré un estorbo para mi partido", declaró.

Hoy mismo, ya por la tarde, los dos aspirantes visitarán la sede del PSC en la calle Nicaragua de Barcelona. Rubalcaba se ha citado con los delegados del PSC a las cinco y media de la tarde y dos horas después lo hará Chacón. Se da por seguro que en torno a 95 de los 101 delegados del PSC al congreso federal apoyan a la exministra catalana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de enero de 2012