ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

sábado, 21 de enero de 2012
Entrevista:EL DEDO EN EL OJO| | MARIBEL YÉBENES - ESTETICISTA | PROTAGONISTAS

"Soy la número uno de la estética"

Archivado en:

Pregunta. ¿Hablo con la reina del relleno?

Respuesta. No, para nada. No me gustan las caras artificiales. Me gusta el ácido hialurónico de buena calidad, rellenar un poquito cuando hace falta porque el volumen se ha perdido.

P. ¿Qué le hizo abrir este chiringuito en vez de un bar de copas?

R. Nunca se me pasó por la cabeza, porque además no me gustan las copas. El alcohol me parece malísimo de sabor. Y a los 11 años ya apuntaba maneras. A los 15 ya sabía cuál era mi ilusión y cuál iba a ser mi profesión. No paré hasta conseguirlo.

P. ¿Se considera la número uno de la estética?

R. No quiero pecar de falsa modestia, pero sí. Por el esfuerzo, el cariño y los resultados que he conseguido haciendo faciales. Pero no me gusta ser pedante para nada. La cualidad más importante es ser trabajadora e intentar tener lo mejor para dárselo a la gente y detener los años.

P. ¿Usted se ha hecho de todo y por su orden?

R. No. Yo soy muy metódica para todo. No me arriesgo. No me gusta ser la primera, conejillo de Indias.

P. Qué lista. Prueba en las clientas.

R. No, no, eso nunca. Todo lo que entra está testado, visto y aprobado. Hemos visto máquinas que hacían destrozos, y prefiero esperar y determinar cuándo entra una máquina en mi casa.

P. ¿Se ha caído en la marmita del ácido hialurónico?

R. Sí, sí, sí. A mí el ácido hialurónico me encanta. Yo uso el de la mejor calidad. Las caras plastificadas, los labios exagerados, aquí no tienen cabida.

P. ¿Cuántas clientas han venido en peregrinación tras ver cómo pone a Isabel Preysler?

R. Pues nunca te dicen vengo porque he visto a Isabel Preysler. Por tanto, no lo sé valorar.

P. Pasan por aquí al año unos 16.000 clientes. ¿Qué media de euros se dejan?

R. Doscientos euros, o 150 de media al mes. La alta cosmética, desgraciadamente, es muy cara.

P. Pero para detener los años, que decía usted, ¿en cuántos euros hay que ponerse?

R. Empezando a tiempo, un buen cuidado mensual por 150 euros lo tienes. Al año, tendría que multiplicar. Yo no quiero saber lo que me dejo al año en fruta o en papel higiénico.

P. Espero que se confirme que gasta más papel higiénico que ácido hialurónico.

R. Sí [ríe]. Totalmente confirmado.

P. ¿La arruga es bella o es más bella la silicona?

R. La silicona la odio. La arruga es bella cuando está bien tratada. La arruga no envejece, te da expresión. La piel madura, bien cuidada y bien tratada, es preciosa.

P. Isabella Rosellini, Nicole Kidman, Penélope Cruz. ¿Pero qué tienen que rellenarse esas criaturas?

R. Esas criaturas, cuando yo las traté, no se rellenaban nada, no les hacía falta. Se hacían un tratamiento estrella, el Revital, en el que se trabajan los músculos para que hagan gimnasia, no se caigan y no dejen depósito de grasa.

P. Ha tenido por aquí a la mujer de Rubalcaba. ¿No cree que a él le vendrían de perlas unos pinchacitos?

R. De perlas. Le vendrían de maravilla en toda la cara. Estaría con una piel más hidratada, una cara más saludable. Le pondría ácido hialurónico, pero cantidad.

P. ¿Y le pincharía unas vitaminas en el carné del PSOE?

R. Yo ahí no me meto. Quiero bienestar.

P. ¿Rajoy qué tal tiene la piel?

R. Bien, porque va muy tapado con la barba.

P. Dice que Nati Abascal e Isabel Preysler son las más disciplinadas. ¿Son las que más felices la hacen, porque no salen de aquí?

R. Qué va, ellas no están todo el día aquí. Afortunadamente, tenemos muchísima gente.

P. ¿Le piden mucho el modelo Botella alcaldesa?

R. Hasta ahora no me ha pasado. Igual a partir de ahora me pasa.

P. ¿Qué haría con Antonio Banderas o Javier Bardem?

R. Pues tratarles lo mejor posible y valorar su piel. Después de tantos años, tengo la suerte de que no me impresiona nadie.

P. ¿Y eso de que la crio una tía soltera que no paraba de rezar? ¿Se le pegó algo de piedad?

R. Hombre, siempre te deja una base. Después se te va olvidando, porque yo, a los 17 años, decidí que no rezaba más en mi vida, porque me lo había rezado todo, todo, todo. Fue una época que machaca. Pero la cultura religiosa siempre se te queda, y es que procuras no hacer el mal a nadie. Procuras cumplir los mandamientos, que creo que es la buena religión.

P. Dicen que no hay manera de saber su edad. Que no está en ningún archivo.

R. Sí, sí, está en muchos archivos. Pero cuando cumplí 60 dije: "Ya no voy a decir más los años que tengo, porque nadie lo dice, todo el mundo cada día cumple menos. Tengo 61 años".

P. ¿Qué le divierte, fuera de las cremitas?

R. Lo que más me divierte es estar metida con las cremitas. Y después, viajar. Me encanta. Lo paso bien, conozco gente de otros lugares, veo color, que me gusta. Acabo de estar en Cartagena de Indias y vengo apasionada.

A CORTA DISTANCIA

Voz tenue, formas suaves. Si, por casualidad, las matara callando, no se le nota en absoluto. Amabilidad y atención acordes con un centro dedicado a mejorar el aspecto, a detener el tiempo, que dice ella. Piel de propietaria de instituto de belleza, sin una arruga, ni una impureza, a sus 61 años. Nunca le ha gustado hacer ejercicio. Fue tres días a pilates, se buscó un entrenador personal: todo acabó en escaqueo, echándole la culpa al trabajo. Va vestida en tonos grises y negros, pero le apasionan los colores.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana