ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

domingo, 11 de diciembre de 2011
Reportaje:

"Que Dios, la patria y él [Néstor] me lo demanden"

Cristina Fernández jura su segundo mandato presidencial

La presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, de 58 años, juró ayer su segundo mandato, aclamada por un Parlamento en el que ha recuperado la mayoría y por varios miles de seguidores que la vitorearon en su paseo desde el Congreso, donde tuvo lugar la ceremonia, hasta la Casa Rosada, sede de la presidencia, ante la que se desarrolló una fiesta rockera y popular. En su discurso ante las Cámaras, anunció una "sintonía fina" del proyecto kirchnerista, un programa "nacional, popular y democrático", y advirtió a los dirigentes sindicales que una cosa es el derecho de huelga, garantizado, y otra, "el chantaje y la extorsión", una mención directa al enfrentamiento con el actual secretario general de la CGT, Hugo Moyano, que exige mayores subidas salariales y reparto de beneficios empresariales.

La presidenta pidió a los sindicatos que no usen la huelga como chantaje

Cristina Fernández cambió la fórmula tradicional de juramento para incluir una alusión a su marido, el expresidente Néstor Kirchner, fallecido hace un año: "Si así no lo hiciera, que Dios, la Patria y él me lo demanden". Sin embargo, aceptó, en contra de la opinión de muchos kirchneristas, que el vicepresidente saliente, Julio Cobos, con quien mantiene una acérrima enemistad y con quien no se habla desde hace más de tres años, ejerciera el papel institucional que requería la ocasión y que diera paso a su sucesor, Amado Boudou, exministro de Economía y nuevo vicepresidente. La banda presidencial le fue entregada por su hija, Florencia Kirchner, que asistió al acto junto con su hermano, Máximo.

En el Congreso se encontraban, entre otros, el príncipe Felipe de Borbón y los presidentes de Brasil, Dilma Rousseff; Chile, Sebastián Piñera; Uruguay, José Mujica; Bolivia, Evo Morales, y Paraguay, Fernando Lugo. No pudieron asistir los de Venezuela, Hugo Chávez, a quien Cristina Fernández envió un cariñoso saludo, ni Colombia, Juan Manuel Santos.

La primera parte del discurso de la presidenta contuvo numerosas menciones al trabajo iniciado por su marido, ocho años atrás, y un exhaustivo repaso a las mejoras experimentadas por Argentina en este periodo, "el tramo de mayor crecimiento económico del país en sus 200 años de historia", precisó.

Cristina Fernández, que sigue vistiendo de riguroso luto, aseguró que la situación económica del país es buena y criticó las "cinco corridas monetarias" (salida masiva de dólares) que había tenido que sufrir su Gobierno por culpa de grupos que quieren obligar a devaluar el peso. "Yo no soy la presidenta de las corporaciones, sino de 40 millones de argentinos y defiendo los intereses del país entero", espetó. Pidió a "todos los sectores" económicos que "no escupan contra el cielo" y valoren las buenas condiciones en las que se desarrollan sus respectivas actividades, con notables beneficios.

Florencia Kirchner pone la banda presidencial a su madre. / N. PISARENKO (AP)

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana