ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

viernes, 11 de noviembre de 2011

Los ingresos fiscales dependen cada vez más de las nóminas

Los inspectores piden que la recaudación se equilibre más

Las arcas públicas dependen cada vez más de lo que aportan los trabajadores, pese a que las rentas del capital han ganado peso en la economía desde el inicio de la crisis. En pleno debate sobre qué hacer con los impuestos para sostener el Estado de bienestar, los inspectores de Hacienda alertan de que "son las nóminas las que sostienen el IRPF", mientras la recaudación de otros impuestos ligados al beneficio empresarial o a la riqueza se desploma.

Los inspectores parecen tener claro el enigma de si hay que subir o bajar impuestos para estimular la economía. "De la crisis se sale recaudando más. Hay que elaborar mejores leyes y aplicarlas mejor", aseguró ayer Francisco de la Torre, secretario de la Organización de Inspectores de Hacienda del Estado, en la inauguración de su congreso anual, celebrado en Cádiz.

La crisis ha elevado el fraude fiscal y la economía sumergida, aseguran

Pero la recaudación debería equilibrarse, pues los rendimientos del trabajo, que han retrocedido algo en el PIB desde 2007, representan el 85% de lo que el Estado ingresa por IRFP, 13 puntos porcentuales más que hace cuatro años. En ese periodo, las rentas del capital (beneficios empresariales, ahorro, ingresos de autónomos...) han pasado a suponer el 44,9% del PIB, tres puntos más que en 2007.

Sin citarla expresamente, el documento que los inspectores presentaron ayer alude a la propuesta electoral del PP de rebajar más el impuesto de sociedades, en este caso a las pymes. De la Torre asegura que cuanto mayor es la distancia entre el tipo máximo del IRPF (ahora 45%) y el de sociedades (25% para pymes, 30% para el resto) más se acentúa la tendencia a camuflar como rentas empresariales lo que no son sino ingresos de personas físicas y que, con una aplicación estricta de la ley, deberían tributar en el IRPF. Para esta organización, que aglutina a la gran mayoría de inspectores, habría que conseguir que esos ingresos aportaran más al fisco tributando en renta.

Además de mermar los ingresos, la crisis ha provocado un aumento del fraude fiscal. Aunque no dispone de datos, el secretario de los inspectores asegura: "Tiene que haberse incrementado el fraude y la economía sumergida. Si en España hubiera realmente cinco millones de parados se habría producido una explosión social". Un indicio de que los rendimientos en negro crecen reside en que las remesas que los inmigrantes envían a sus países de origen han seguido creciendo, según De la Torre.

Como recetas, los inspectores proponen reformar el régimen de módulos, destinar más medios a la lucha contra el fraude, controlar más a las empresas y reformar la tributación del capital para que favorezca el ahorro a largo plazo, entre otras medidas.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana