ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

jueves, 27 de octubre de 2011

Los hospitales madrileños perdieron 575 camas en 2010

La red hospitalaria de la Comunidad de Madrid perdió 575 camas en 2010. Los centros públicos, que en 2009 sumaban 14.957 camas instaladas, acabaron el año pasado con 14.382. Así lo recogen las memorias anuales que edita el Servicio Madrileño de Salud (Sermas), que ha publicado recientemente la última. La comparación de los datos uno y otro año muestra que 14 hospitales de la red pública pierden camas, mientras que otros seis las ganan. El balance es negativo. El número de camas instaladas en la región desciende casi un 4%.

Los dos hospitales en los que más varía el número de camas, aunque con resultados opuestos, son el Clínico y la Fundación Jiménez Díaz. En el primer caso, el centro público acaba el año con 427 menos (de 1.023 a 596). En cambio, la Jiménez Díaz, centro privado concertado, gana 228 (de 508 a 736). Una portavoz de la Consejería de Sanidad explicó que "en 2010 se cerró un ala del Clínico, por lo que las camas no estaban operativas". Se refiere a las obras de remodelación de la obsoleta ala norte del centro, que supusieron el cierre de 380 camas y el traslado a otros hospitales de 650 profesionales y los pacientes de las especialidades afectadas durante cerca de un año y medio.

Al inaugurar seis hospitales Aguirre afirmó que eran "1.200 plazas más"

Sin embargo, la mudanza de los sanitarios y el cierre de camas empezó ya en octubre de 2009 y se prolongó hasta la primavera de este año, cuando la presidenta Esperanza Aguirre inauguró las nuevas instalaciones. Ahora el Clínico, ya con plena actividad, tiene 754 camas, según especifica su página web, que cita un registro actualizado en 2011. La portavoz de Sanidad añadió que en el resto de casos la pérdida de camas se debe a que "en algún otro hospital las habitaciones se redujeron de tres a dos camas y de dos a una" para conseguir "mejor calidad asistencial". No precisó en qué hospitales se dio ese caso.

Todos los centros que pierden camas en 2010 son los llamados hospitales tradicionales, los de gestión enteramente pública. Entre ellos, los cuatro gigantes de la región, los que cuentan con más de 1.000 camas. La Paz pierde 160; el Gregorio Marañón, 55; el Ramón y Cajal, nueve, y el 12 de Octubre, dos. Hay otros dos hospitales de apoyo, la Cruz Roja y Santa Cristina, que ven mermadas sus camas en 61 y 58, respectivamente. Para estos dos centros, mucho más pequeños que los anteriores, la pérdida supone casi una de cada cuatro de sus camas.

En cambio, entre los seis hospitales que acaban con balance positivo en la comparación hay cuatro de gestión privada o semiprivada. Además de la Jiménez Díaz, el hospital Infanta Cristina (Parla) gana 37 camas. El hospital del Henares (Coslada) suma ocho más, mientras que el Infanta Leonor (Vallecas) añade cinco.

La Comunidad de Madrid figura ligeramente por debajo de la media española en la dotación de camas hospitalarias por cada 1.000 habitantes. Según los últimos datos del Ministerio de Sanidad, de 2009, tenía 2,44 camas instaladas por 1.000 habitantes en hospitales públicos, mientras la media del resto de regiones estaba en 2,48. El Gobierno de Esperanza Aguirre puso en marcha en 2008 seis nuevos hospitales, que según anunció entonces iban a reforzar la red sanitaria pública "con más de 1.200 camas". Dos años después, sin embargo, el efecto de aquellas inauguraciones ha pasado.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana