Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más de cinco millones de trabajadores no han renovado sus convenios

Sindicatos y empresarios firmarán un compromiso de desbloqueo este mes - Trabajo achaca a ese retraso que el incremento salarial sea del 2,6%

La crisis sigue haciendo mella en la negociación colectiva: la enrarece, la contamina. Hasta el pasado septiembre apenas contaban con convenios en vigor 5,1 millones de asalariados. Atendiendo a las estadísticas históricas, esto supone que al menos otros 5,5 millones de los trabajadores amparados por pactos entre sindicatos y empresarios -probablemente más- todavía no han renovado los acuerdos. El retraso es todavía mayor si en lugar del número de trabajadores se toma el número de convenios firmados que han entrado en vigor este año, según las cifras del Ministerio de Trabajo. Apenas se han rubricado 2.145 convenios, menos de la mitad de los casi 6.000 que suelen acordarse anualmente.

Méndez y Toxo ya han advertido de que peligra el pacto de moderación salarial

La patronal quiere retormar antiguas propuestas después de sus elecciones

La demora en los acuerdos de negociación colectiva no es un fenómeno exclusivo de 2011. Ya viene acumulándose de años anteriores. De hecho, gran parte de ese colectivo que todavía no está bajo el amparo de un convenio colectivo este año procede de los retrasos de 2008, 2009 y 2010. Esa es la conclusión de un estudio realizado por los técnicos de UGT, CC OO y CEOE al que ha tenido acceso este diario.

En ese documento se han identificado al menos 404 convenios por renovar de los tres años anteriores, que afectan a 3,5 millones de asalariados. Estos datos podrían ser incluso mayores, pero en esa investigación los técnicos de los agentes sociales seleccionaron una muestra atendiendo a que los convenios fueran de carácter sectorial (estatal, autonómico o provincial) y no de empresa, y a que afectaran al menos a medio millar de trabajadores.

A la demora en la firma y renovación de convenios achaca el Ministerio de Trabajo que los salarios pactados suban un 2,6% en lo que va de año, pese a que el pacto trienal firmado por sindicatos y empresarios a comienzos de 2010 aconseja un máximo para este año del 2%. La media sube por los convenios heredados de ejercicios anteriores, que se han firmado a lo largo de 2011.

Conscientes de la situación de bloqueo, los agentes sociales han trabajado durante semanas, partiendo de los datos del Ministerio de Trabajo, en ver qué problemas tienen los convenios más significativos de años anteriores no renovados todavía. Entre los que permanecen más tiempo en esta situación, desde 2008, aparecen el convenio estatal de la enseñanza concertada; el de la construcción en Cádiz, Córdoba y Sevilla; o el de acción e intervención social, que afecta a 150.000 trabajadores.

Una vez identificados los mayores problemas, los negociadores de sindicatos y empresarios se han comprometido a firmar antes de que acabe este mes un compromiso de desbloqueo de la negociación colectiva de lo que queda pendiente, apuntan fuentes de UGT y CC OO. Que se desencalle esta situación es una de las exigencias de los sindicatos para abordar la extensión del pacto de moderación salarial que firmaron con la patronal CEOE a comienzos del año pasado. Tanto Cándido Méndez, líder de UGT, como Ignacio Fernández Toxo, secretario general de CC OO, han declarado en repetidas ocasiones que si no se resuelve esta situación no están dispuestos a llevar hasta 2014 el pacto de moderación salarial firmado a comienzos del año pasado, como les ha pedido el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

Ambas centrales no ven con malos ojos el objetivo de la moderación salarial, dado el agravamiento de la situación económica en los últimos meses y la amenaza de un repunte del paro mayor del previsto en otoño e invierno, la peor época para el empleo en el mercado laboral español. A cambio, reclaman que haya contrapartidas en impuestos, gasto público, control de precios, beneficios empresariales y otros capítulos. Lo han llamado un "pacto de rentas", pero el acuerdo no parece fácil de alcanzar. Ni tan siquiera en la primera parte, la del pacto salarial. La patronal exige que se deje de lado lo acordado anteriormente para 2012, una subida de sueldos máxima del 2,5%.

La patronal, en sus documentos internos de cara a las inminentes elecciones generales, ya habla de "un nuevo acuerdo de moderación salarial para el periodo 2012-2015", previsiblemente con un aumento menor para el año que viene. Los empresarios son conscientes de que tras los comicios, a la vista de las encuestas, el escenario político será -con casi total probabilidad- más favorable a sus intereses. La CEOE quiere retomar sus viejas propuestas, como la rebaja de la indemnización por despido a 20 días por año trabajado: una posición muy alejada del pacto de rentas con los sindicatos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 17 de octubre de 2011