Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un libro revisa el vínculo de Granada con la música

Granada desempeña un papel importante en la historia de la música. Un repaso mental del vínculo de la ciudad con la música hace aflorar nombres tan variopintos como Claude Debussy, Manuel de Falla o Agustín Lara. Rafael Hierro, ex crítico musical del diario Ideal, ha publicado Granada en la música clásica universal. El libro va acompañado de fotografías de su hijo Ignacio Hierro, así como de un disco con composiciones relacionadas con Granada de Gaetano Donizetti, Hector Berlioz, Isaac Albéniz, Debussy, Falla y Joaquín Rodrigo, entre otros.

Los romances son el primer ejemplo sobresaliente del vínculo de la música y la ciudad, que arraiga en los siglos XVI y XVII. El siglo XVIII supone el triunfo del orientalismo, donde Granada tiene un lugar predominante. Con todo, Hierro considera decisiva la publicación de los Cuentos de la Alhambra (1832), de Washington Irving. La publicación del libro dio origen a un peregrinaje de viajeros románticos. Un momento a destacar es la llegada a Granada de Franz Liszt en 1844. Otro gran compositor, Mijaíl Glinka, visita Granada en 1845. Otro año significativo es 1882 con la llegada a la ciudad de Isaac Albéniz, que compone en su honor Serenata morisca, En la Alhambra y Zambra, entre otras.

Ya en el siglo XX, destaca la figura de Debussy, que nunca estuvo en Granada. Con todo, compuso obras vinculadas a la ciudad como La Puerta del Vino. Manuel de Falla se estableció en Granada en 1919 y se hizo amigo de Federico García Lorca. Ambos organizaron en 1922 el Concurso de Cante Jondo. ¿Por qué pesa tanto Granada en la música? "Por el ensueño arábigo, morisco y gitano que tiene. Por ese misterio", opina Hierro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 17 de octubre de 2011