ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

sábado, 15 de octubre de 2011
Crítica:LIBROS | ENSAYO

Economía de las industrias culturales en español

  • Manuel Santos (con la colaboración de Manuel M. Montás)
LUZ PERDICES DE BLAS 15 OCT 2011

Ensayo. El presente libro es el séptimo publicado bajo el amparo del proyecto Valor económico del español: una empresa multinacional, patrocinado por la Fundación Telefónica y dirigido por un equipo encabezado por el profesor José Luis García Delgado. Esta entrega se ocupa de la difícil tarea de medir el aspecto económico y empresarial de la cultura en español. La producción de cultura siempre ha tenido un aspecto empresarial y material, que toma un mayor protagonismo a partir del siglo XX al convertirse en "industria cultural" con su incorporación a la producción en serie y al consumo de masas. El más claro y clásico ejemplo de industria cultural lo representa el cine, en particular el estadounidense, con producciones como El nacimiento de una nación de D. W. Griffith (1915), uno de los primeros grandes éxitos de taquilla, o Avatar de J. Cameron (2009), por poner dos ejemplos de todos conocidos. No han faltado quienes consideran que esta transformación en industria representa una pérdida de calidad cultural y artística e incluso autores como Ortega y Gasset, en La rebelión de las masas (1930), mantienen que al "democratizarse" y perder la referencia cualitativa, la cultura de masas deja de ser cultura. Por supuesto, que en ningún momento se pone en duda que la pieza fundamental de esta industria cultural es el genio imaginativo del artista. No obstante, el factor empresarial es imprescindible para que ese talento se plasme en una obra de arte que el público pueda disfrutar a un precio asequible; es decir, para convertirse de un producto elitista en uno popular. La otra idea subyacente en las cuantificaciones recogidas en este libro es que la cultura, además de un valor simbólico y estético, representa una parte relevante de la actividad económica de un país, y "la lengua en que se expresa es fundamental en esa actividad". Así, las industrias culturales en español originadas en España suponen el 2,87% del PIB en 2007 y la importancia de este estudio consiste en desagregar este dato haciendo un análisis pormenorizado de los siguientes sectores: el teatro, danza y musicales; la música grabada y en vivo; el cine; la televisión y radio; los libros; los periódicos y revistas; los archivos y bibliotecas; el turismo idiomático; los juegos, y la publicidad y la informática. Estas estimaciones cuantitativas, con todas sus limitaciones, son útiles para entender el sector cultural, conocer su evolución y tomar decisiones políticas y empresariales. Decisiones de la importancia de cómo profundizar en la internacionalización de las industrias culturales españolas, ya sea por la mayor integración del área geolingüística del español (aquí es transcendental el papel que pueden desempeñar las economías iberoamericanas con una tasa de crecimiento más alta que la española), ya sea por la exportación de contenidos culturales a países desarrollados no hispanoparlantes. Por supuesto que la mejor plataforma para conseguir una mayor difusión global de la cultura española -mediante traductores- es el gran número de lectores o espectadores en español, pero de nuevo hay que apuntar que para llevar a cabo este objetivo es necesario contar con los elementos económicos y empresariales que Manuel Santos cuantifica minuciosamente. En este sentido, no nos tiene que sorprender que idiomas con menos hablantes, como el alemán, tengan una mayor presencia que el español en Internet.

Economía de las industrias culturales en español

Manuel Santos (con la colaboración de Manuel M. Montás)

Ariel / Fundación Telefónica. Madrid,

2011 276 páginas. 15 euros

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana