Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:los lugares de eva amaral | la última

Sabor a Malasaña

La cantante aragonesa acaba de iniciar la gira de su nuevo disco, 'Hacia lo salvaje'. En Madrid reparte su tiempo entre espacios abiertos y pequeños templos de cultura

1. Café Ajenjo. Es un bar de Malasaña muy pequeño, tranquilo, con aires de principios de siglo, muy retro. Voy, sobre todo, las tardes de invierno. Y es increíble su tarta de zanahorias casera, todos sus postres y los batidos. También tiene tertulias literarias y música jazz de fondo.

2. Jardín Botánico. Un rincón en el centro de la ciudad en el que te sientes como en otro mundo. Me gusta el lugar donde están las plantas de interior y exóticas. Y sus banquitos. Cuando llegué a Madrid había gatos por allí y, como a mí me gustan mucho, iba a menudo a darles de comer.

3. Teleférico. Me da marcha porque tengo bastante vértigo, lo cual es una contradicción. Me mola estar tan alto y la vista que hay de Madrid. Luego te lleva a la Casa de Campo y allí me hago un picnic.

4. Cine Doré. Filmoteca. Me encanta su programación y el edificio. A Juan [Aguirre, compañero de Amaral] y a mí nos gusta mucho el cine y cuando llegamos a Madrid, como no teníamos televisión, íbamos ahí.

5. Plaza del Dos de Mayo. Este es mi lugar de verano, la plaza y las terrazas. No tengo preferencia por ninguna, la que esté libre allí me siento. El ambiente es muy divertido. Me gusta ir por las mañanas o a última hora de la tarde.

6. Jardines de Sabatini. Mi estudio está cerca y a veces me bajo con mi libreta y acabo una canción. Las fuentes y el ruido me inspiran. ¿Una concreta? Van como locos. Recuerdo que estaba sentada al borde de las fuentes y vino un señor de mantenimiento y estuvimos charlando un rato muy agradable. Aunque es una zona muy turística, entre semana no suele haber mucha gente, estás a tu bola. Los jardines me parecen especialmente bonitos en primavera, porque en verano el sol pega a muerte.

7. Cuesta de Moyano. Es una pasada. Me gusta mucho curiosear libros, soy una pesada. No siempre hay que comprar. Me gustan especialmente los libros de fotografía. ¿Qué libro estoy leyendo? Por favor mátame, habla de los comienzos del punk en Nueva York y hay cosas muy curiosas. Refleja la historia contada por varios protagonistas, que es la mejor forma de acercarse a la realidad.

8. El Rastro. Es mi lugar favorito de siempre de Madrid, sobre todo los domingos por la mañana. La zona de muebles y cachivaches, los vestidos antiguos, las cajas de lata antiguas... Pero lo que me fascina son los botones, sus colores. En mi casa tengo muchas cosas del Rastro, muebles antiguos o industriales. Me encantan las bolas del mundo y tengo una gigantesca un poco hecha polvo.

9. Tienda de discos Toni Martin. Es pequeñita. Con muchos discos de importación y vinilos, con ediciones de 180 gramos de discos clásicos. Estas tiendas están teniendo cierto resurgimiento por el vinilo y me parece fantástico. La música en vinilo es como un ritual: llegas a casa, miras la portada, lo pones... y el sonido de la aguja me encanta.

10. Bar The Wall. Es un garito nocturno malasañero con un ambiente muy divertido. Aunque el rollo es muy musical, no ponen muy alta la música y se puede hablar, lo que está muy bien. Las copas también, no son de garrafa y la cerveza bien tirada. Venden vinilos de segunda mano.

Zaragoza, Madrid, el mundo

Amaral, dúo formado por Eva Amaral (Zaragoza, 1972) y Juan Aguirre, acaba de sacar el disco Hacia lo salvaje,

el sexto de su carrera, que les tendrá de gira todo el año. Arrancó ayer

en Zaragoza y seguirá por el resto

de España, EE UU, Latinoamérica...

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de octubre de 2011

Más información