ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

domingo, 25 de septiembre de 2011
Entrevista:ALEXANDRE BOMPARD | Presidente del grupo Fnac | Empresas & sectores

"Necesitamos un sistema antipiratería"

Aun cuando se muestre orgulloso del crecimiento de Fnac y confiado en que su modelo tienda física-Internet está en condiciones de resistir el desafío de las plataformas de venta o alquiler de productos culturales a través de la Red, Alexandre Bompard, nuevo presidente y director general del grupo francés, no se llama a engaños. El éxito y supervivencia de empresas como la suya, que acaba de abrir la tienda número 22 en España, depende, dice, de que los Gobiernos "hagan un esfuerzo, frente a negocios como Amazon, que no pagan impuestos ni generan empleo, para proteger firmas como la nuestra, que sí crean riqueza". Y más aún, de que "tomen medidas urgentes para rebajar el nivel de descargas ilegales, especialmente excesivas en España".

"Nuestro modelo multicanal resiste bien los problemas del sector"

"Vamos a abrir en España 45 o 50 tiendas en los próximos años"

"España es un país esencial para nosotros, tiene enorme potencial"

"Queremos consolidar nuestra posición allí donde ya somos fuertes"

Pregunta. Llama la atención que Fnac no pare de abrir tiendas en un sector como el del ocio cultural, expuesto a una crisis durísima.

Respuesta. Es cierto que el nuestro es un sector que viene atravesando dificultades muy serias, debido a que está sufriendo dos crisis en paralelo: una coyuntural y otra la propia de la industria, con el tema de las descargas ilegales de música y cine, muy abundantes en España. ¿Por qué, pese a las dificultades, logramos resistir y hasta crecer? Es porque tenemos un modelo multicanal que se ha revelado muy resistente a los problemas del sector, además de que no somos solo vendedores: nuestro papel como organizadores culturales contribuye a la gran afluencia a nuestros establecimientos.

P. De todos modos, pese las dificultades específicas que usted menciona, han logrado convertir España en el segundo mercado para Fnac. ¿Cómo es eso?

R. Siempre hemos tenido claro que España era un país esencial para nosotros. Es cierto que ahora estamos viviendo una crisis, que ha provocado que estos dos últimos años no hayan sido tan positivos, pero eso no es óbice para que sigamos apostando por un país en el que llevamos casi veinte años (nos instalamos en 1993), y que sigue teniendo un enorme potencial. Si analizamos nuestra trayectoria a lo largo de estas dos décadas, tenemos que reconocer que nos ha ido muy bien, de modo que nuestra intención es seguir apostando por España. Nuestra idea es superar ampliamente las 22 tiendas que hemos abierto desde 1993 e incrementar la cobertura del mercado hasta las 45 o 50 en los próximos años.

P. ¿En qué consiste ese modelo multicanal de que hablaba antes?

R. Hemos logrado una combinación muy eficiente de la tienda física con Internet. Pese a que el modelo está basado en la capacidad de atracción de nuestras 22 tiendas, lo que hacemos es articularlas con nuestra web de comercio electrónico, que está teniendo mucho éxito, lo que nos da una gran ventaja frente a otras empresas. En los últimos dos años las ventas por Internet en España están creciendo a ritmos del 50% al año. Nuestra idea es seguir por esa línea. Tenemos un plan de negocio en relación con 2015 con el que pretendemos ofrecer más servicios y productos en la Red y acercarnos más a los clientes.

P. ¿Tienen ustedes en proyecto algún sistema para vender o alquilar música o cine vía streaming, un canal que está en auge?

R. Acabamos de presentar en España nuestra oferta de streaming (sin descarga) de música a través de nuestra web, en la que tenemos puestas muchas esperanzas. Toda una novedad que en Francia está aún pendiente de ponerse en marcha. Llevamos varios años ofreciendo música por el sistema de descargas, pero el streaming es mucho más interesante y nos abrirá nuevas oportunidades de negocio.

P. ¿Podrá Fnac resistir el empuje de empresas especializadas en el alquiler por streaming como Netflix, Voddler o

Spotify?

R. Estoy seguro. No les tenemos miedo a esas empresas. Son competidores nuevos, muy duros, muy innovadores, que han logrado ocupar posiciones de mercado decisivas. Sin embargo, la mayor parte no son aún rentables. Nosotros no somos nuevos en esto -llevamos 11 años vendiendo en Internet-, ni tampoco pequeños. En Francia, Fnac es la tercera empresa en venta en la Red después de Amazon y Pixmania.

P. ¿Qué porcentaje de la facturación de Fnac viene de Internet?

R. Ya representa en torno al 10% de la facturación total, más en Francia que en España. Y no solo música, cine o productos tecnológicos. Lo mismo pasa con los libros: el 10% de las ventas se originan también en nuestra web.

P. De todos modos, sí se habrán visto afectados por la piratería, las descargas ilegales...

R. Por supuesto que nos ha afectado, especialmente la de música. Este tipo de piratería es especialmente grave en España, dada la ausencia, al menos hasta ahora, de un dispositivo eficaz de lucha contra las descargas ilegales. El Gobierno español tiene que acelerar sus planes contra la piratería en Internet con el fin de proteger también a que los vendemos música de modo legal. Es un tema prioritario y urgente si es que no queremos dañar irremediablemente al sector.

P. ¿No es tan grave la situación en Francia?

R. En Francia hay mucho menos volumen de descargas ilegales. Ahí la legislación nos protege de modo más efectivo; habría que acelerar, pues, las medidas ya anunciadas y desarrollar los reglamentos. Necesitamos urgentemente un sistema coercitivo.

P. ¿Qué tipo de productos se ha visto más afectado por la crisis y las descargas ilegales?

R. Básicamente a la música. Los libros han resistido mucho mejor. En productos de ocio (el 50% de las ventas de Fnac, frente al 50% de productos tecnológicos) los libros son el producto estrella, por encima de la música y del cine.

P. ¿Cómo va lo del libro electrónico?

R. Lo estamos desarrollando con bastante éxito, sobre todo en España, donde viene encontrando más aceptación incluso que en Francia. Aún es minoritario, pero estamos convencidos de que irá creciendo, de modo que esperamos que suponga en torno al 15% o al 20% del total en 2015.

P. ¿Cuáles son sus proyectos en el terreno internacional?

R. Es cierto que en los últimos años hemos entrado en nuevos mercados, pero no queremos expandirnos demasiado en países nuevos. Mi convicción es que debemos enfocar nuestros esfuerzos a crecer y consolidar nuestras posiciones en los mercados en los que ya somos fuertes y en los que nos va bien, como España o Francia.

P. Ustedes se han impuesto con la megatienda. ¿Van a seguir solo por ese camino o piensan ensayar nuevos formatos?

R. Estamos trabajando ahora en un formato pequeño, como tiendas de proximidad, los Fnac Express, locales de 300 metros con los que pretendemos ampliar nuestra presencia en las grandes ciudades y estar más cerca de los consumidores. Hemos abierto una de estas tiendas en Valencia. -

Alexandre Bompard, frente a la nueva tienda Fnac en Madrid. / LUIS SEVILLANO

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana