Selecciona Edición
Iniciar sesión

Barberá dejó de recaudar 113 millones en 2010

El Gobierno local de Valencia ni gestiona bien ni está saneado, afirmó ayer el concejal socialista Pedro Sánchez. Con la cuenta general de 2010 del Consistorio, el edil de la oposición aseguró el Gobierno de Rita Barberá sólo ejecutó el año pasado la mitad de las inversiones previstas y no recaudó los impuestos y tasas presupuestados.

Según Sánchez, la cuenta general refleja que el Ayuntamiento no ingresó el año pasado 113 millones de euros de los 1.116 previstos, es decir, no recaudó un 11% de los ingresos. De estos, el edil catalogó como de dudoso cobro unos 39 millones de euros correspondientes al impuesto de construcciones, a multas de tráfico y a otras tasas.

El concejal delegado de Presupuestos de Valencia, Silvestre Senent, del PP, replicó a Sánchez que la cuenta general demuestra que el Ayuntamiento está saneado e insistió en que se cerró 2010 con superávit y dentro de los límites de endeudamiento que marca la ley.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de septiembre de 2011