Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 15-M irrumpe en las protestas de la enseñanza y exige su espacio

Una asamblea multitudinaria concluye con la convocatoria de huelga provisional para el día 14

Los sindicatos mayoritarios de la enseñanza madrileña llegaron ayer a la asamblea de docentes con el orden del día trabajado. La presentación de un calendario de protestas contra los recortes del Gobierno regional con vistas al próximo curso, un turno de palabra abierto a todos los presentes y una propuesta de huelga para el primer día de clase en los institutos madrileños: el 14 de septiembre.

Pero las cosas no salieron como esperaban. Por la asistencia multitudinaria, la respuesta fue inédita. Más de 2.000 personas -entre profesores, padres y alumnos- asistieron a la cita. El turno de palabra se hizo interminable. Los acuerdos no llegaban y la reunión se prolongó durante cinco horas para dejar claro que tantas ganas tienen los profesores madrileños de movilizarse como dificultades para canalizar sus ansias de protesta. Numerosos docentes se negaron a apoyar la convocatoria de huelga de los sindicatos, invadidos por el espíritu del 15-M. En sus turnos de palabra evocaron el reconocible "no nos representan" y exigieron una convocatoria que partiera de la "asamblea".

A los sindicatos -CC OO, ANPE, CSIF, UGT y STEM- les ha salido un frente que exige su parte de legitimidad para dirigir las protestas. Varios profesores que pidieron ayer su turno de palabra en el salón de actos de la sede de CC OO se presentaron como docentes y "miembros de la asamblea del 15-M" de Villa de Vallecas o Carabanchel, entre otros. Los aplausos y gritos del principio acabaron convertidos en los gestos propios de los indignados. Brazos en alto con las manos agitándose para mostrar su aprobación o brazos en cruz en señal de rechazo.

La enseñanza es uno de los temas centrales del 15-M. Comenzó con sus primeros lemas: "Menos policía y más educación". Aumentó con la creación de la comisión de educación, que estudia medidas para mejorar la calidad educativa, y se afianzó con la adhesión de numerosos profesores al movimiento. La reunión de ayer fue la constatación de que el 15-M está muy arraigado en la comunidad educativa madrileña.

Los convocantes, por momentos desbordados por la exigencia de votaciones asamblearias y propuestas de huelga alternativas, dieron al final con una fórmula a medio camino para evitar el fracaso de la reunión. Durante esta semana se celebrarán asambleas en todos los centros escolares para estudiar posibles movilizaciones y pasar una especie de referéndum a los docentes con el que medir la respuesta a la propuesta de huelga.

Con el sondeo hecho, el día 8 se volverán a reunir sindicatos y portavoces de los centros para poner en común los acuerdos. Si el paro se presupone un fracaso, la fecha podría cambiarse pero, para ajustarse a la ley, los sindicatos harán ya una convocatoria formal de huelga para el primer día del curso. Aunque algunos docentes se han ido enfadados, el acuerdo ha estado más o menos consensuado. El resultado, al final, ha sido parecido al de cualquier reunión del 15-M: decisión postergada hasta la próxima asamblea.

Preguntas y respuestas sobre el conflicto en la educación

- ¿Por qué se movilizan los profesores? El Gobierno regional anunció en julio que las horas lectivas (tiempo efectivo en clase) que debían cumplir cada semana los profesores de centros públicos de secundaria pasarían de 18 a 20 horas, circunstancia contemplada en la ley, que prevé llegar hasta 21 de forma "excepcional".

- ¿A cuántos docentes afecta? La medida afecta a los docentes de Secundaria, Formación Profesional y Bachillerato de la región con plaza fija, un total de 25.000. Unos 3.000 interinos no serán renovados en el curso 2011-2012.

- ¿Tendrán que trabajar más? Al cabo de la semana, la jornada de los profesores no varía. Seguirá siendo de 37,5 horas. Lo que cambia ahora es la distribución de ese tiempo, que será detraído de otras actividades docentes.

- ¿En qué afecta entonces a su trabajo?

Al haber menos profesores en los centros, los que se quedan tendrán que impartir en algunos casos asignaturas que no dominan y/o asumir más grupos de alumnos de los que atendían el año pasado, según denuncian los docentes.

- ¿Recibirán compensaciones económicas? La consejera de Educación, Lucía Figar, ha asegurado que cobrarán las horas adicionales derivadas de un "esfuerzo" acorde con unas circunstancias "especialmente graves". No se

ha concretado aún la cuantía del sobresueldo.

- Cuanto se ahorra en dinero público? La no renovación de los profesores interinos supone, según los sindicatos, un recorte de entre 105 y 112 millones de euros en sueldos. La Consejería rebaja la reducción del gasto a 80

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de septiembre de 2011

Más información