ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

viernes, 19 de agosto de 2011
La visita del Papa a Madrid

La policía vuelve a despejar Sol a golpes

Cuatro heridos en la protesta por las cargas del miércoles tras la marchas laica

Si anteayer la policía cargó y desalojó de la Puerta del Sol a quienes se manifestaban contra los gastos públicos que ocasiona la visita del Papa, ayer los antidisturbios volvieron a emplear las porras para echar a golpes de la céntrica plaza madrileña a unas 200 personas que se decían laicas y que se negaban a abandonarla. Los concentrados habían llegado a la plaza que fue símbolo de los indignados para protestar por la contundente actuación policial del miércoles, tras la marcha laica y los roces entre los participantes en esta y peregrinos de la JMJ.

La protesta por las cargas policiales del miércoles en Sol, que se saldaron con ocho detenidos y 11 heridos, comenzó de manera pacífica, aunque tensa. Las fuerzas de seguridad tenían orden de no impedir la celebración de la protesta, y sí de evitar el encuentro entre manifestantes y peregrinos. Hubo momentos de tensión entre peregrinos y los laicos: de un lado del cordón policial, los peregrinos gritaban a los manifestantes "esta es la juventud del Papa". Del otro, los laicos contestaban: "Esa mochila la he pagado yo" y "esta no es la juventud del Papa". Fue a partir de ese momento cuando la policía actuó.

Los incidentes se iniciaron tras nuevos roces entre laicos y preregrinos

La situación cambió a partir de las diez de la noche. A esa hora, la policía persiguió con las porras en las manos a un grupo de unas 30 personas de la concentración laica, que se encontraba en la confluencia entre la calle Carretas y la Puerta del Sol. La plaza, no obstante, seguía ocupada por unas 200 personas reunidas en asamblea.

Los agentes decidieron despejar la Puerta del Sol definitivamente, por lo que fueron empujando a golpes a los jóvenes hacia la calle de Carretas, para conducirlos hacia la cercana plaza de Jacinto Benavente. Los participantes en la protesta subieron a la carrera, perseguidos por los policías, que emplearon sin dudar sus porras. Una vez en Jacinto Benavente, la policía despejó completamente la zona empleándose a fondo.

Con información de Raquel Seco y Belén Hernández.

La policía carga contra manifestantes laicos en la calle de Carretas de Madrid, anoche. / SAMUEL SÁNCHEZ

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana