Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

La ONU alerta de la mortandad de niños somalíes en Etiopía

Diez menores por debajo de los cinco años fallecen al día en un campamento

Ginebra / Mogadiscio

Una media de diez niños menores de cinco años muere a diario en uno de los campamentos establecidos en Etiopía por el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) para acoger a refugiados somalíes.

Se trata del campamento de Kobe, uno de los cuatro centros de acogida del denominado Complejo Dollo Ado, en el sur de Etiopía, donde "las tasas de fallecimientos están alcanzando niveles alarmantes", afirmó ayer el portavoz de ACNUR, Adrian Edwards.

Un total de 25.000 personas viven en ese campamento, donde "un posible brote de sarampión, unido a las altas tasas de malnutrición severa, parecen ser las principales causas de los fallecimientos".

Edwards explicó que en el conjunto de Dollo Ado se han confirmado 148 casos de sarampión y 11 fallecimientos por la enfermedad.

"Esta combinación mortal ha causado históricamente tasas similares de fallecimientos en crisis alimentarias previas en la región", señaló el portavoz de ACNUR, que informó de la puesta en marcha inmediata de un plan de vacunación en todos los campos. El lunes pasado se completó una primera fase en el campamento de Kobe, incluyendo a todos los niños de entre seis meses y 15 años; el programa se extenderá en los próximos días.

Christopher Haskew, experto de ACNUR en salud pública, indicó que el sarampión "es altamente contagioso y puede tener un efecto devastador en los niños, especialmente en los mal alimentados".

Mientras, médicos y pacientes, la mayoría menores, se vieron obligados a huir de un hospital del norte de Mogadiscio por el riesgo que suponían los enfrentamientos entre milicianos de Al Shabab, tropas del Gobierno de transición somalí y fuerzas de paz de la Unión Africana, según fuentes oficiales.

Ahmed Ibrahim, director en Somalia de la ONG SOS Children, de la que depende el centro, informó de que el hospital fue alcanzado por balas perdidas. "Evacuamos a los niños... Otros pacientes y algunos miembros del hospital han huido". El recinto incluye, además del hospital, un orfanato.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de agosto de 2011