Selecciona Edición
Iniciar sesión

Un joven fallece arrollado por un autobús tras discutir con la chófer

Óscar M. B., de 19 años, murió a las 2.19 de la madrugada de ayer en Barcelona atropellado por un autobús nocturno de la línea N-12. La víctima, vecino de Viladecans, viajaba con un grupo de amigos en el vehículo. "Durante todo el trayecto armaron jaleo e increparon e insultaron a la conductora", aseguró ayer una portavoz de la empresa Mohn, concesionaria de la línea.

Fuentes policiales, municipales y sanitarias confirman que hubo una discusión y mucho alboroto en el autobús antes del atropello. El grupo, formado por una docena de chicos, se subió al coche en la parada de Numancia. Tras protagonizar un altercado, bajaron en el cruce de la avenida Diagonal y la calle González Tablas. Según la empresa concesionaria, lo hicieron voluntariamente; según fuentes municipales, abandonaron el bus a petición de la conductora.

Ya fuera del vehículo siguieron los insultos, y los jóvenes "empezaron a golpear el autobús y a escupirle", afirma la portavoz de Mohn. La conductora cerró las puertas e inició de nuevo la marcha. Al girar, la mujer notó cómo la rueda trasera de la parte derecha del bus se elevaba. Había atropellado a la víctima. Las mismas fuentes municipales aseguran que los jóvenes también increparon violentamente a los bomberos que atendieron la emergencia.

Mohn no tomará ninguna medida contra la conductora, que dio negativo en la prueba de alcoholemia y que siempre ha hecho servicio de noche y en la misma línea. El director general de Transportes y Movilidad de la Generalitat, Ricard Font, admitió "problemas" de incivismo en algunos transportes nocturnos.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de agosto de 2011