Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Las víctimas del accidente de Barajas critican la investigación

"Sangrante". "Parcial". "Ofensivo". "Incompleto". La Asociación de Afectados del Vuelo JK 5022 -el avión de Spanair que se estrelló tras despegar en Barajas en 2008- empleó ayer estos calificativos para criticar el informe técnico sobre el accidente, que hizo público la semana pasada la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (CIAIAC). En el siniestro murieron 154 personas. Sobrevivieron 18.

El documento sostiene que la causa del accidente fue un olvido de los pilotos, que no desplegaron los flaps y los slats (alerones que habrían permitido la sustentación del avión). También señala, sin aclarar el motivo, que falló el sistema de alarmas TOWS, que debía alertar a la tripulación del descuido previo.

Familiares de las víctimas, supervivientes, el Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (SEPLA) y el Colegio Oficial de Pilotos de Aviación Comercial lamentan que el informe "solo culpe a los pilotos", ambos fallecidos en el siniestro, y piden que se revise. "Han necesitado 308 folios para ocultar la realidad de la tragedia. Es sangrante", opinó sobre el documento Pilar Vera, presidenta de la asociación de afectados.

El colegio de pilotos expresó su apoyo a las víctimas y se comprometió a financiar una "revisión independiente" del informe. Su decano, Luis Lacasa, aseguró que la iniciativa "servirá para elaborar recomendaciones eficientes" para que el Ministerio de Fomento tome nota con vistas a evitar accidentes aéreos.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de agosto de 2011