ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

lunes, 25 de julio de 2011
CARTAS AL DIRECTOR

Cazando ballenas

Dublín, Irlanda 25 JUL 2011

Quien haya visitado algún santuario de ballenas sale enamorado del mayor mamífero del mundo. Estuve en los dos que tiene México en Baja California Sur, adonde se llega atravesando el mar de Cortés. Son los lugares donde por carencia consuetudinaria arriba la ballena jorobada a criar y amamantar a sus crías en los primeros meses del año, después de una nadada extenuante de miles de kilómetros. Eran los lugares en donde se las masacraba y el mar se teñía literalmente de rojo hasta que la racionalidad se impuso y la moratoria se estableció.

Dos países, consolidadas democracias, Japón e Islandia, siguen cazándolas. El primero ha sido llevado ante la Corte Internacional de Justicia por Australia, donde duerme el sueño de los justos. El segundo, ha sido amonestado con amenaza de sanciones económicas por EE UU si no cambia sus prácticas. Los intereses comerciales no pueden primar sobre la extinción de una criatura milenaria.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana