ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

lunes, 25 de julio de 2011
Reportaje:TOUR 2011 | Una 'grande boucle' apasionante

Desastres y montañas

El abecedario de un Tour lleno de grandes momentos

Esto se terminó. A partir de este momento ya todo formará parte del pasado y, con el tiempo, incluso de la historia. Repasemos de modo breve alguno de los recuerdos asociados a lo ocurrido estas tres semanas.

A Alberto Contador. El hombre a batir y la referencia para todos los rivales a la hora de planificar las tácticas. Una carrera de altibajos para él en la que le ha tocado pagar el peaje del Giro. El mejor recuerdo suyo: su actitud el día de Alpe d'Huez, en una apuesta de todo o nada que puso la carrera por los aires. Bravo.

B Boasson Hagen. Dos etapas para el zurrón, una en un sprint de pura fuerza tras un duro repecho; otra tras soltar a todos sus compañeros de fuga. Victorias de calidad y de clase.

C Cavendish. Cinco victorias de total autoridad para el mejor velocista del momento sin duda ninguna, con un gran equipo volcado en su ayuda. C también de caravanas -o campers-, este ha sido su Tour, muy por encima de otros anteriores. Su número aumenta de manera exponencial, y han transformado el paisaje de todos estos días. Y Chavanel, otro que merece un recuerdo por haber seguido ahí después de lo tocado que ha llegado a estar. En la etapa de Plateau de Beille dio síntomas de recuperación, pero desgraciadamente no ha podido mostrar todo lo que llevaba dentro.

D Desastres. Hemos visto varios por causa de las caídas. El RadioShack con su póquer de líderes por los suelos. Gesink, Wiggins, Vinokúrov... Cuántas ilusiones y cuánto trabajo tirado por la borda por una desgraciada caída.

E Evans. Cadelito, el vencedor final -por fin- de esta edición. Ya se puede retirar tranquilo, pues después de ser campeón del mundo de bicicleta de montaña dio el salto a la carretera y ha conseguido el sueño de todos los que compiten en esta disciplina: el Mundial y el Tour. Cualquiera mataría por una de esas dos victorias.

F Flecha, otro héroe por motivos que nunca él hubiese querido. Solo por su actitud y por su afán de continuar tras el atropello merece un aplauso. Mucho trabajo, muchas ilusiones y esperanzas mandados a la mierda por el volantazo de un energúmeno del que ni siquiera se sabe su nombre. No sé aún dónde ha encontrado la ilusión por continuar. Ya me tenía ganado para la causa, ahora aún más.

G Galibier. La montaña mito que vivió la exhibición de Andy Schleck, en un día para recordar. Con sus más de 2.600 metros, un faro que ha guiado las últimas esperanzas desesperadas de dos de los aspirantes, Andy y Alberto. Ninguno de ellos ganó el Tour gracias al Galibier, pero allí lo intentaron.

H Hushovd. Al igual que su compatriota, otras dos etapas al zurrón, y van.... Utilizando sus excelentes dotes en el descenso y tan rocoso como su físico en la defensa del maillot amarillo durante la primera semana.

I Indignación que aún perdura por el atropello que sufrieron en la etapa de Saint Flour Flecha y Hoogerland. Aún me parece increíble que algo así haya podido pasar, y que hasta el momento nadie haya asumido la responsabilidad.

J Johnny. El hombre de los 35 puntos de sutura después de su aterrizaje de emergencia contra el alambre de espino. Un héroe tanto por su carácter como por su actitud. Él se considera un privilegiado solo por estar aquí. El privilegio es nuestro, ojalá todos los corredores fuesen como tú.

K Kamikaze, así denominó Cavendish a Felliú tras uno de los sprints que el británico no pudo ganar.

L Lautaret, el lugar donde pasaron tantas cosas en muy poco tiempo. Atacó Contador, poniendo el Tour patas arriba; Andy respondió; Evans también, y más tarde sufrió una avería que le descolgó; y Voeckler sufrió, se descolgó, y comenzó su calvario particular de ese día. Y Lluvia, mucha lluvia; la incomodidad de sentirte empapado por todo el cuerpo en el mes de julio, cuando psicológicamente no estás preparado para ello. Al menos frío no ha hecho, podía haber sido peor, pero el clima de este julio no ha sido el que todos esperaban.

M Montañas. Macizo Central, Pirineos y Alpes, en este orden. Los dos primeros macizos no aclararon nada de cara a la clasificación general; más selección hicieron las caídas y la tensión de la primera semana. Pero los Alpes no decepcionaron, y la traca final a partir del día de Gap fue garantía de espectáculo en todos y cada uno de los kilómetros.

N Noruega. El país de moda en este Tour, con cuatro etapas ganadas con tan solo dos representantes. Tristemente de moda también por los sucesos relacionados con el atentado de Oslo y la terrible matanza de la isla de Utoya.

Ñ De años, los 10 años que ha tenido que pasar Cadel Evans como profesional para llegar donde a casi todos los ciclistas les gustaría llegar.

O Giro o Tour. El dilema de Contador. ¿Se puede con las dos en un mismo año?

P Pasaje du Gois-París. Principio y final de esta edición. París, un clásico, y el pasaje du Gois, un lugar que quedó en la historia en el Tour de 1999 por una tremenda caída que supuso el adiós a las opciones de Alex Zulle. Este año se hizo de manera neutralizada, y fue simplemente una imagen pintoresca que sirvió de rampa de lanzamiento para el Tour de Evans.

Q Quinoa. Un pseudocereal semidesconocido que utiliza el cocinero del HTC para mejorar la digestión de los corredores. Curiosidad.

R Rubén Pérez, que no ha ganado el trofeo al supercombativo del Tour -el honor le ha correspondido a Jeremy Roy- pero que tranquilamente podía haberlo hecho. Cogiendo una fuga tras otra gracias a su olfato de sabueso, y jugando un papel primordial el día del triunfo de Samuel Sánchez en Luz Ardiden.

S Schleck brothers, los hermanísimos. Magnífica la actitud de Andy en el Izoard, con un ataque que en primera instancia parecía un suicidio, y que resultó ser una apuesta totalmente seria para el amarillo.

T Thomas Voeckler. El ídolo de Francia durante estas tres semanas. "Allez Thomas", era el grito más repetido. Un corredor que, en su defensa del amarillo, ha llegado mucho más lejos de lo que él mismo podía esperar. Fenomenal su cuarto puesto final, e inolvidables las escenas que nos ha ido dejando durante todos estos días. Hemos disfrutado del show de Voeckler en directo, con lo bueno y con lo malo, y con la cámara sin perder detalle tal y como a él le encanta.

U Urán. Uno de los dos colombianos de la carrera que, tras la desgracia de Wiggins, se convirtió en la cabeza del Sky pensando en la clasificación del primer joven. Pero enfermó en la última semana, y bastante hizo con terminar.

V Ventoux. Otra montaña mito que vino a saludar al Tour en el idílico segundo día de descanso. Desafiando con su presencia imponente: no vendréis a visitarme este año, pero lo que os vais a encontrar va a ser todavía peor. Así fue.

W www.twitter.com. La fórmula más extendida para los corredores de dar salida a sus impresiones, deseos, opiniones y anhelos. Una forma cómoda y sencilla de saber qué es lo que pasa por la cabeza de cada uno de ellos.

X Rayos X. Radiografías, muchas, demasiadas, las que se han tenido que efectuar en los hospitales de los lugares por los que el Tour ha ido circulando. Horas extra para los radiólogos.

Y Y de conjunción. Andy y Frank, hermanos de sangre que dijeron el segundo día de descanso que solo uno de ellos subiría al podio de París, pero que lo haría a lo más alto. Se equivocaron en sus predicciones, han subido los dos, pero ambos a la sombra de Evans en lo más alto. Imagen para el recuerdo ver a Frank abrazando a Andy de amarillo consolándole por la derrota nada más cruzar la meta de la contrarreloj de Grenoble.

Z Z, como las curvas en herradura -tornantes- de Luz Ardiden y Alpe d'Huez. La más famosa, la curva seis de este último, la de los holandeses, en las que prácticamente no podían pasar ni los propios corredores.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana