Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El arte de hacer asequible el arte

Utopic_Gallery, el nuevo espacio dedicado a la creación, nace con la ambición de dinamizar el sector

Son unas 170 las galerías que hay en el llamado triángulo del arte en Madrid, básicamente en lo que es la almendra central de la ciudad y sus distintos barrios (Salamanca, Chueca, Huertas, Malasaña, Latina, Lavapiés...), aunque menos de 50 forman parte de la Asociación de Galerías de Madrid (Arte Madrid). Entre todas ellas -con más y menos prestigio; más y menos alternativas- resulta difícil encontrar una oferta artística asequible a casi todos los bolsillos.

Precisamente por eso y para cubrir ese hueco ha nacido Utopic_Gallery, dentro del recién estrenado espacio de co-workers Utopic_Us. El local de 100 metros cuadrados destinado a la creación, a la muestra y al debate artístico es el sótano de ese gran espacio y el objetivo es claro: "Se trata de promover el coleccionismo, de superar la barrera psicológica que rodea a las galerías y que convierte el arte en algo inasequible, queremos que la gente pueda comprar obra, llevársela a casa, regalarla, coleccionarla, al fin y al cabo, es una manera de democratizar el mercado del arte...", explica Mónica Iglesias, la comisaria de este espacio artístico ubicado detrás de la plaza Mayor, en la calle de Concepción Jerónima y abierto hace menos de un mes.

"Se trata de promover el coleccionismo y democratizar el mercado"

"Apostamos por artistas y diseñadores con ideas y obras transformadoras"

"Queremos revolucionar un poco la escena artística madrileña, acoger las propuestas más arriesgadas del arte y del diseño contemporáneo. Queremos que sea una galería fuera de lo común que utilice y aproveche las ventajas de los nuevos medios de comunicación para difundir el arte. Un arte que llegue a todos. Un espacio distinto con el compromiso de apoyar la creación artística, incitar a la reflexión y fomentar el coleccionismo accesible", insiste Iglesias, explicando que darán cabida a artistas españoles e internacionales para tratar de convertirse en un punto de referencia del arte más joven y contemporáneo.

Utopic_Gallery ha iniciado su andadura con I love Banksy, una muestra sobre arte urbano que replantea las eternas preguntas sobre qué es arte y a quién pertenece.

Gonzalo Larragueta, un joven que hasta hace poco se dedicaba a los negocios comerciales fuera de España pero que ha decidido dar rienda suelta a sus impulsos artísticos, ha recreado las plantillas de los grafitis del artista urbano británico y las ha proyectado sobre lienzos que ahora cuelgan de las paredes de Utopic_Gallery y que se venden a menos de 100 euros. "Las puedo customizar al gusto del cliente", asegura Gonzalo.

Pretende ser una exposición interactiva, y por eso durante la inauguración los asistentes pudieron dejar sus propios grafitis en las paredes de la galería que permanecerá abierta con esta muestra hasta el próximo 28 de agosto. Luego vendrán una muestra de "poesía visual" y otra de "diseño industrial", porque la idea es "dar cabida a todo el mundo y cada día recibimos al menos seis propuestas de artistas que quieren exponer en este espacio", asegura Iglesias. Siempre serán propuestas de artistas y diseñadores con ideas transformadoras, que sirvan de reflexión para el espectador.

No es que no haya otras galerías que den cabida a artistas emergentes en Madrid. La mayoría de las que participan en la feria de arte contemporáneo Just Madrid apuestan por la creación joven. Es el caso, por ejemplo de la Fresh Gallery (Conde de Aranda, 5), de las pocas que tienen una tienda online con piezas de 200 euros; o de Begoña Malone (Pelayo, 50), donde se pueden encontrar piezas de 300 a 6.000 euros. También en Blanca Berlín (calle del Limón, 28), especializada en el arte fotográfico, se pueden encontrar pequeñas piezas de 100 euros y obras de Isabel Muñoz de hasta 22.000. El abanico es amplio, aunque quizá iniciativas como la de Utopic_Gallery contribuyan a dinamizar un sector del que casi solo se oye hablar con la llegada de Arco.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 24 de julio de 2011