Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Escándalo en Reino Unido

10 relaciones públicas de Scotland Yard procedían de 'News of the World'

Un asesor de Cameron pidió a la policía que dejara al margen al primer ministro

Un consejero de David Cameron pidió expresamente a Scotland Yard que no informara al primer ministro de que habían contratado como asesor de relaciones públicas a un exdirector adjunto de News of the World que la semana pasada fue arrestado e interrogado por su presunta relación con el escándalo de las escuchas ilegales. Esa petición fue revelada ayer por el dimitido pero todavía en funciones jefe de la Policía Metropolitana, sir Paul Stephenson, en una comparecencia ante la Comisión de Interior de la Cámara de los Comunes.

Stephenson defendió la contratación del periodista, Neil Wallis, que cobró un total de 24.000 libras (27.000 euros) por su asesoría, e insistió en que en ese momento no tenía ni idea de que pudiera estar relacionado con las escuchas. Stephenson trató de restar relevancia a la contratación de Wallis. "Ocupaba un empleo menor a tiempo parcial", explicó. En todo caso, la contratación puede ser menos chocante si se tiene en cuenta, como reveló el propio Stephenson, que 10 de los 45 periodistas del servicio de prensa de Scotland Yard procedían del desaparecido tabloide de Murdoch.

El dimitido jefe policial no reveló quién en Downing Street les pidió que no mezclaran a Cameron con ese asunto, pero sí lo hizo quien recibió directamente la petición, el número dos de Scotland Yard, John Yates, que también ha dimitido. Yates reveló en la comisión que la petición le fue presentada por el jefe de Gabinete del primer ministro, Ed Llewellyn, en un intercambio de correos electrónicos en septiembre de 2010. "En cuanto a las otras materias que le han ocupado esta semana, suponiendo que estamos pensando en el mismo asunto, estoy seguro de que comprenderá que nos gustaría ser absolutamente claros, por su bien y por el nuestro, de que no hemos estado en contacto con usted acerca de este sujeto (o asunto, porque utiliza la palabra subjec). No creo, pues, que sea apropiado para el primer ministro, ni para nadie en el número 10 [de Downing Sreet], discutir este asunto con usted, y le estaría agradecido si no lo mencionara", dice el texto.

Como explicó de forma sibilina el propio Paul Stephenson el domingo al anunciar su dimisión, Scotland Yard entendió que la razón para no mezclar a Cameron con la contratación de un exdirector adjunto del diario protagonista de las escuchas -a pesar de que entonces no se le relacionaba con ellas- es que el primer ministro había contratado al mismísimo director de News of the World, Andy Coulson, y que ese nombramiento se había convertido en una patata caliente para el primer ministro. Las cosas se complican aún más para Cameron, porque ahora se ha sabido que Wallis asesoró a Andy Coulson antes de las elecciones de mayo de 2010, cuando era director de Comunicación del Partido Conservador.

Una casa de apuestas, William Hill, paga 16 a 1 las apuestas a que Cameron habrá dejado de ser primer ministro antes del domingo a medianoche.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 20 de julio de 2011